EMIGRAR NO SIENDO TAN JOVEN

Sentimientos contradictorios nos abordan como pesado equipaje.

Algunos ya tenemos el corazón dividido, con los hijos lejos, en otras tierras de oportunidades, y nosotros en el país de dramáticos y altisonantes contrastes, perdiendo cada día algo más de aquello que teníamos…

Nos debatimos entre el no querer dejar la tierra que tanto amamos, en la que nacimos y crecimos con tantas oportunidades, en la tierra que llego a ser el primer país de la América latina enrumbado al progreso, a las puertas del primer mundo, donde si trabajabas o estudiabas, florecías…te realizabas, pero que hoy es abatida por tanto maltrato y vejámenes, que en los últimos años insiste en expulsarnos…, haciendo que solo queramos marcharnos.

Y entonces, te preguntas: qué me llevaría, más allá de la experiencia de los años?

Comienzas a sentir que las ganas de volver a empezar no te acompañan, se encuentran opacadas por el miedo de la edad y la soledad. Pero te das cuenta que ya estas herido de muerte, que sientes que comienzas a no ser ni de aquí ni de allá, a encontrarte en la encrucijada del querer irte y del no querer. La encrucijada del aquí ya no vale la pena y del quizás allá sí pueda. Del sentirte ahogado en la tragedia que circunda y el querer respirar con libertad plena. Contradicciones que inquietan el alma, como un hormigueo constante y que filtra la mirada de todo lo que a tu alrededor acontece.

Comienzas a pensar como un paciente con enfermedad terminal: lo que me queda de vida lo quiero vivir en la tragedia y la desdicha o en armonía y paz? En la mediocridad y la escasez, o en el mundo de oportunidades y progreso?

Comienzas a desprenderte de lo material que atesoraste por años, a preguntarte si puedes vivir sin esto y sin aquello…la vajilla regalo de bodas, tus colecciones de cajas de madera, tus copas, tus adornos, el chinchorro en la terraza…hasta del jardín que tanto te alegra el alma, el desprendimiento viene con preguntas: lo volveré a tener? qué jardín veré cada mañana; a devorar con los sentidos y atesorarlos en el alma, aquellos momentos mágicos de estas tierras: las guacamayas que en bandadas pasan cada mañana mientras tomas tu café, las reuniones con amigos de siempre en tu casa, en torno a la mesa de delicias que has preparado con esmero para deleitarlos, los viajes de fin de semana a la Puerta, o los viajes en familia a las playas falconianas; el transitar con tu carro por las calles llenas de maracuchadas, los sonidos, los aromas, el aire perfumado de lago y manglar, el sonido del vaivén de las palmas y cocoteros, la chicha, el cepillado con leche condensada, las mandocas con ese queso palmita que chilla y te derrama de suero la boca. Y te haces la pregunta: cuánto tiempo me queda? Como una sentencia de muerte, tiemblas, con la diferencia cruel de que aquí tú sí pones la fecha.

Y por inercia entras en la fase de la desconexión emocional obligada, como aquel que se despide ante la inminente llegada de la hora final. Comienzas a despedirte, y la primera señal es cuando te despides de las noticias, cuando dices “ya no más”, dejas de esperar la llegada del cambio anhelado para el país y ya solo piensas en el cambio particular para no morir como los cujíes tal cual la canción de Sombra en Los Médanos:

“…Los cujíes lloran de dolor

en mi vida mustia de esperar,

las caricias de un lejano amor,

que ha dejado mi peregrinar,

y en la ruta que marca el destino sobre las arenas

que esperan caminos dolorosamente

se alargan mis sombras sobre el medanal…”

El desmantelar toda una vida te absorbe con una voraz tiranía, te agota mentalmente, te clava espinas en el alma, y te alborota todos los recuerdos…cada caja que llenas, es un pedazo de ti que se queda en ella, material y emocionalmente hablando; encuentras una pequeñísima satisfacción en lo que regalas, sientes que esa persona elegida para ello, lo valorará tanto como tú y que a través de ese “algo” te recordara… cada caja es bendecida con las lágrimas de tu dolor, es un acto de desprendimiento, que solo encuentra consuelo pensando que si te mueres mañana igual ahí se queda…

Nacimos desnudos, y regresamos igual…, y a esta edad, tomamos más conciencia de ello, debemos aligerar la carga, es cierto!! y cómo cuesta aprenderlo.

Difícil es aquello que no puedes dejar…, pero entonces te planteas que cuando ya en tu tierra no puedes respirar es hora de dejarla sin mirar atrás.

FUIMOS DESALOJADOS

Acerca de este titular de prensa: ABC El precio de la luz no toca techo debo comentarles algo.

Que es infinito vamos!

Siempre los asuntos menos agradables se hacen grandes, bien sean en nuestra cabeza, en nuestro corazón o en nuestro bolsillo… seguro que estos últimos son de mas fácil resolución, al fin y al cabo lo material siempre tiene arreglo, no así aquello que no termina de tocar techo en tu cabeza, como una depresión creciente que te va paralizando, o el dolor de una pérdida irreparable que solo el tiempo mitiga.

Con el tema de la electricidad tengo mis sentimientos contradictorios, vengo de un país y de una ciudad específicamente, donde la electricidad está brillando mas por su ausencia que por su presencia, de hecho mi salida abrupta del país fue gracias a ella después de dos años de racionamiento puro y duro, de solo 4 horas en el día en una ciudad de 40 grados en la sombra, y después de 14 días casi continuos donde brillo por su ausencia y donde perdimos los pocos alimentos que teníamos. Salí del país con un aeropuerto en servicios mínimos donde el check in fue manual y sin protocolos de seguridad porque la planta electrica del aeropuerto no daba para mas… no he vuelto desde entonces, mi casa parece como una de esas de Chernobyl, quedo estática en el tiempo esperando que yo regrese.
Tengo que decirles que todo empezó a irse al carajo cuando los políticos se hicieron cargo y no los expertos…

Pues sí, por eso es estos días sentí tanta solidaridad con mis vecinos, por culpa de la electricidad fueron desalojados de su casa. Una explosión por 4 gotas de lluvia que cayeron fue la causante; algunos murieron en el acto, quedaron rostizados en la torre patas arriba, los que pudieron volar se han mudado al
al platanero de al lado, porque la eficiencia aqui sí resolvió rápido, limpio la torre sin dejar restos ni rastros del nido, cadaveres, etc; el escándalo ahora es más cercano, dándome los buenos días muy temprano. Aún no se adaptan al nuevo vecindario con problemas serios de convivencia, de una rama a otra definiendo su espacio.

Lo cierto es que tanto ellos como yo fuimos desalojados por las mismas razones eléctricas.

ENTRE HOJAS DE PAPEL…MI VIDA

Entre hojas de papel que el tiempo va tiñendo de tonos ocres, se juntan las horas vividas, los tiempos cumplidos… sus bordes rasgados de formas caprichosas las distingue las unas de las otras.

Asombra y te acongoja, como la vida puede pasar y solo quedar los números de identificación, documentos, fechas…, el registro inexorable de tu tiempo en este plano físico. El acta de cuando naciste, de cuando moriste, de cuando te graduaste de esto y de aquello; tu primer pasaporte, tu acta de matrimonio y quizás al lado, también la de divorcio…un papel seguido de otro, como si entre ellos no hubiese espacio de tiempo; horas de alegría y tristeza se compaginan, se tocan, una al lado de la otra recogen tantos años, tantas risas y tantas lagrimas…vidas resumidas en carpetas marrones, necesarias para los que siguen después de ti, para su identidad, para su trámite, para su existir…

No solo quedamos hechos polvo, también quedamos registrados en papel… observo las fotografías de viejos pasaportes, de cuando mama y papa vinieron a América, estampas de rostros que hablan de valentía. Documentos de Europa y del Medio Oriente, con sellos, grafismos y escudos, luciendo curiosamente importantes. El acta de defunción de papá, surgiendo como un hito doloroso en mi existencia de aquella fatídica noche de enero, un papel que aún no tengo repetido en los pergaminos de mi vida, pero con esa nerviosa certeza de que sí sucederá, que se repetirá, en el orden lógico o en el anacrónico, marcando los puntos más álgidos en tu vida.

Soy de esas afortunadas a la que le escribieron cartas de amor, y que las pudo responder en hermosas hojas adornadas y perfumadas de pasión. Vivir la larga espera del ir y venir de aquellas largas misivas escritas con letra corrida de hermosa caligrafía. La ansiedad generada que solo se calmaba con la llegada del cartero, y el salir corriendo al rincón del silencio para poder escuchar los latidos con las que fueron escritas aquellas palabras de amor. Iban y venían hasta que la distancia se tragaba el amor…y quedaban atadas con cintas de raso, en el baúl de los recuerdos o en la gaveta del secreter. También de las que recibió postales de lugares lejanos y que también envió de sus viajes. Las personas se tomaban su tiempo, en medio de su disfrute para escribirte. Todos esas palabras escritas las atesoro, son parte de mi historia.

Mi acta de matrimonio y de divorcio, una seguida de la otra, atadas para siempre, antagónicas en su significado, importantes por sus consecuencias, y en el medio de ellas, unos 10 años de altos y bajos, de risas y llantos, 3 embarazos y sus tres dolores de parto, decenas de noches de desvelos, por cólicos o por rebeldías adolescentes, traiciones, engaños y mil perdones, resumido todo en dos solemnes actas … aún recuerdo como estaba vestida el día del civil, elegante y adornada con un perfumado corsage, y del día de la separación, solo recuerdo las campanas de la misma iglesia donde me case, que sonaban marcando las 12 del mediodía, y nosotros subiendo las escaleras del juzgado civil, irónicamente ubicado al frente de aquella misma iglesia que un domingo 10 años atrás, me vió llegar radiante una mañana decembrina vestida de blanco satén y perlas.

Hoy día, nuestras palabras sobre papel son más escasas, limitadas a fríos documentos; ahora abundan las palabras en internet, dichas a los 4 vientos, pocas, dedicadas a alguien… pero de cuando en cuando aún recibo un libro dedicado, una tarjeta, una servilleta con algún verso, siiii, aun a mi edad. Nada como sentir esa emocion cuando encuentras en tu biblioteca aquel libro de Poemas de Pessoa y en la primera hoja hay uno dedicado a ti…

Cuanta historia entre dos hojas de papel, con sus aromas de Aires del tiempo, Chanel No 5 y Cartier…sabores de chocolate, champagne y también de lexotanil…

MAGNOLIA

El árbol desvestido
muestra su hermosa filigrana,
se desnuda lento,
al compás del invierno,
para recibir a sus amadas.

Les da protagonismo
a su breve existencia,
que nada oculte
tan exquisita belleza,
el breve instante
de su presencia.

Explosión de color
y pasión desbordada
de esos amantes que solo
en primavera se encuentran,
bajo el manto de estrellas
en noches de terciopelo negro
y días de raso azul tornasol.

MI PAIS PERDIDO…

Lo que a continuación transcribo son los sentimientos en orden  cronológico del proceso doloroso de destierro de mi corazón; empezó mucho antes, ciertamente, cuando el resentimiento y la venganza llegaron al  poder en  esta tierra de gracia, por allá por el año 1998.

Las palabras, silenciosas a veces, me carcomían el alma, en mi familia todos eramos «escuálidos» y solo un hermano y su esposa eran chaviztas (al final se convirtieron, pues se dieron cuenta del engaño nefasto), estuvimos a punto de rompernos, de odiarnos, y mi madre, «niña de la guerra» (asi se llama la pensión española que recibe), venezolana por amor, no permitió que nos pasara, que el odio entre hermanos por diferencias políticas nos dominara. Me limitaba a escribirle a mis amigos y a mi familia en el exterior, hasta que el tema dejo de interesarles, era un problema nuestro, de nadie más; al llegar las redes sociales, comencé a publicar mis sentimientos, sensaciones, vivencias, mi dolor, mi frustración… a veces, hacía largos silencios, comenzaba mi hastío, la impotencia ahogaba mis palabras, callaba mis versos. 


Poco a poco me fuí dando cuenta de que también éramos victimas de aquellos que decían representar nuestra inconformidad, que fuimos y somos víctimas de un juego perverso de falsos y oportunistas, ansiosos de pequeñas cuotas de poder a cambio de entregar las ilusiones de nuestra lucha social. Pusimos los muertos y ellos se sentaron a dialogar traicionando a un pueblo, olvidándose de esas almas blancas torturadas, mutiladas, mártires de nuestra desgracia.

En el camino, en medio de la diatriba política y como consecuencia de ella, las otras plagas de la destrucción llegaron y nos fueron minando, material y espiritualmente: la inseguridad, la inflación, los controles, la corrupción, la escasez, el cierre de empresas, la descomposición social, moral;  la ignorancia prolifero, la pobreza avanzo y hoy día el miedo con asombro nos paraliza. Transito las calles de mi ciudad y lucen desiertas, polvorientas, secas, sucias, la actividad de otros tiempos se ha ido apagando, bajando el volumen hasta ya no escucharse.

Mi corazón se siente desterrado, no encuentra la tierra que amó sin haberla dejado todavía. El país se me perdió, su esencia maravillosa ha quedado sepulta, casi en el centro de la tierra.

Mi Venezuela se ha perdido y mi corazón no la encuentra.

25/12/2007

QUERIDO MIGUEL

Hoy entré a mi correo solo para ver si estabas…que tal? siempre te busco cada día en él, y si no escribo más frecuente es también para que no te sientas agobiado en tener que responderme.

El viaje a Mérida resultó exitoso, a pesar de que al principio quiso complicarse todo, el vuelo salió con dos horas de retraso, el avión de 18 plazas se movió como nunca al pasar por el sur del lago, así que llegué con el estómago volteado, luego no había un solo taxi que pudiera llevarme al hotel porque todas las entradas a éste estaban bloqueadas por las protestas estudiantiles en contra de la reforma, casi supliqué hasta que un valiente encontró la manera sacándome de la ciudad y dando un vueltón que me costó carísimo, así que el día de mi llegada tampoco asistí a ninguna ponencia. Solo alcancé al evento de la noche que era una “noche típica andina” que sirvió para compartir con colegas que tenía algo de tiempo sin ver. Profesionalmente me fue muy bien, la plana mayor de la gerencia me trató de maravilla, hasta el punto de consentirme e incluso protegerme de un acosador que durante años me ha intimidado y que cuando me vio allí, creyó que era su oportunidad y se volvió más intenso, su mirada trascendió  a los que me acompañaban teniendo que llegar al punto de no poderme dejar sola un instante, realmente fue la nota incómoda durante todo el evento. Del resto, el viaje fue de gran  provecho profesional y social.

No puedo describirte los momentos de tensión que vivimos el día del referéndum, por primera vez sentimos que podemos librarnos; fueron horas de gran angustia, los resultados no los emitían y aunque ya nos sabíamos ganadores, la tardanza nos indicaba que se podían estar manipulando tal y como nos hicieron en el referéndum revocatorio; querían que nos cansáramos, nos fuéramos a dormir y así darnos el madrugonazo; el movimiento del ejercito tomando las calles a las 10 de la noche, los helicópteros sobrevolando las grandes ciudades anunciaban malos presagios…pero esta vez, la oposición se unió y los estudiantes con su red nacional lograron tener testigos en las 33.000 mesas de votación de todo el país y TENIAMOS LAS ACTAS EN LA MANO! NO PODÍAN MANIPULAR, no podían voltear los resultados, sin embargo maquillaron las cifras para hacer ver tal y como lo dijo  en su penosa alocución el perdedor, que la ventaja había sido “pírrica”,  cuando realmente los resultados estuvieron por encima del 13% a favor del NO.  

No te imaginas la alegría que sentimos, grité tanto tanto, que quedé ronca, la gente salió a esa hora de la madrugada a gritar de emoción en la calle…los que no fueron a votar por  desconfianza  también estaban contentos. Ha sido un duro golpe a su arrogancia y soberbia, logramos frenar su “reforma comunista y autoritaria”, pero ahora el hombre es más peligroso pues reaccionará como animal herido de muerte. Legalmente tiene dos fechas de salida: una segura, cuando se le cumpla este segundo mandato dentro de 5 años, otra, probable con la convocatoria de un referéndum revocatorio a la mitad de su mandato, es decir dentro de dos años. Sin embargo nos amenazó con buscar la manera de poner “su reforma” en práctica, y recuerda querido amigo que él controla todos los poderes… 

Este apenas es un primer gran paso después de 9 años de errores y desaciertos, una luz en el camino. Sin embargo, la aparición de miles de vallas publicitarias por todo el país que solo dicen “por ahora…” nos tiene en alerta ya que es una amenaza manifiesta de que está planificando algo grueso.

 Esta semana o lo que queda de ella, trabajaré muy duro en los informes de obra de cierre de mes, pues el día 3 me iré a la casa de  la playa en El Supí hasta el lunes 8,  a descansar y a compartir con los amigos.  Nuestra amiga se fue para Choroní, unas playas espectaculares en el centro del país, luego se irá a los Andes, regresa el 11 de enero.

Cuéntame cómo están tus padres, y tu hermano; quizás en el 2008 nos veamos de nuevo ¿te gustaría?, planifico ir a España unos días, ir al pueblo de mi mamá, recorrer algunos lugares de Galicia… aún no tengo fecha;   muero de ganas por volver a verte

En mi corazón siempre.

*****

02/02/2009

TU CON FRIO Y CON YO CON  ENMIENDA

Hola, como estas? espero que un poco más animado, aunque el frio de pronto te obligue a tener más minutos para pensar durante el día y resolver eso que te preocupa, no permitas que esa situación avance más.

Por aquí nos agarró de sorpresa un día de júbilo decretado por  el que te conté a última hora, que más que alegría  trajo desconcierto…, pero como todo lo que provenga de él tiene un sentido, éste es que necesitaba que todos los empleados públicos asistieran «obligados» a rendirle loas al rey, así que nos «ha regalado el día». 

Ayer, durante el almuerzo el celular de mi amigo no dejaba de repicar, «su jefe» le daba la orden de que debía dejar todo e irse al edificio Miranda de PDVSA a tomar el autobús que lo llevaría a Caracas para la concentración chavista, con la amenaza de que pasaría lista y que debía obligar a todos sus subordinados a ir también, que era su responsabilidad!, toda la tarde fue repicar, llamadas para acá para allá: que yo no voy, que qué me pasa si no voy, que estoy harto, que hasta cuándo, que me boten, etc…y hasta mi propio amigo «el chavista» dijo que no iba…; las consecuencias, creo que ninguna, porque e a Chávez le tocaría despedir a todos los empleados públicos y se quedaría con cuatro pelagatos. Yo observaba a mi amigo, y en silencio repetía «te lo dije», y esto es solo el principio de la represión para los chavistas…porque los de la oposición ya llevamos 10 años: de lista Tascón, de criminalizar todo lo que hacemos, de que nos cierren las puertas, de que no encontremos lo más elemental en el supermercado, de la inseguridad, etc… Ahora le toca «al pueblo chavista», y estoy más segura que nunca, que será ese pueblo chavista el que va a implosionar y el que va a realizar el trabajito de acabar con el animal.

Para variar ya ves, la política marcando mi vida. Esto será de largo aliento, definitivamente.

Besos de sol para calentar tu alma.

Leila

02/02/2009

*****

17/05/2009

HAGAMOS UN GRAN SILENCIO QUE LE RETUMBE EN LOS OIDOS A LA TIRANIA! recuerda que es cobarde, traicionera, manipuladora, peligrosa;  sigue rezando pero actúa!! sigue viendo a Globovisión  pero actúa, sigue buscando el pan de cada día PERO NO TE VENDAS!

Dejemos el miedo porque estamos a punto de perder nuestra libertad y nuestro patrimonio amigos queridos, aún estamos a tiempo.

*****

03/02/2010

COMO DIGERIRLO?

No sé cómo digerir la reunión de ayer de 4 horas en el banco en la que un día fue la primera ciudad de Latinoamérica llamada Caracas ¡hoy cuna de la revolución! , reunión en la que solo perdí  los estribos una vez; en fin, dado que el gobierno a través de la SUDEBAN mira con lupa a los Bancos de la oposición apátrida, todo cae en el misma problemática de que el banco capta los recursos del ahorro habitacional y desde hace dos años ya no lo administra sino que se los entrega al estado  para «que los despilfarre, perdón los administre» y luego le baja los recursos a los bancos para los financiamientos habitacionales: créditos y obras masivas de viviendas. Como era de esperarse, esos recursos los debe haber desviado: para Bolivia, Nicaragua, Honduras, Cuba, campañas políticas, etc. y ahora no le entregan a los bancos el dinero para cubrir la cartera crediticia a tasa blanda, por lo que han tomado recursos propios para cubrir la cartera mientras llegan los recursos blandos  y ahora como que no llegaran y hay un déficit, estoy MUY PREOCUPADA. Todo lo que tocan lo vuelven mierda.

En la noche trato soñar con un príncipe azul  pero se me aparece Chávez…, trato de contar ovejas pero tienen la cara de Chávez…, doy vueltas en la cama tratando de imaginarme un  lugar donde quiera estar y caigo en VENEZUELA con el hijo de puta de Chávez o sea no puedo dormir coño!!!!

*****

08/10/2012

COMO SEGUIR?

Cómo seguir en un país que quiere hundirse en la mediocridad y la miseria, que la inseguridad lo arrope, la escasez sea la medida, y las opciones no existan? 

Que otro tome el control de tu vida y tú lo sigas como borrego? 

Cómo puedes seguir tratando de empujar una carreta para hacer la diferencia y que la mitad del país no entienda que la otra mitad está tratando de impedir la ruina moral y hasta una guerra?

No se puede seguir imponiendo a la mitad del país un proyecto de tiranía que lo ignora y lo aplasta…los mecanismos de paz se agotan y la presión aumenta…a esa mitad que aún cree en el tirano: JODANSE!!!!! 

Solo es cuestión de tiempo y el tiempo de Dios es perfecto!

*****

12/11/2013

MERECER SIN MERITO NI ESFUERZO

Al Pueblo Chavizta que se presta al saqueo: hoy obtendrán los electrodomésticos que quieren les sea regalado porque se sienten que todo se lo merecen sin esforzarse, a los que los acostumbro el supremo pues; ya hacen colas largas para conseguir lo básico de la cesta alimentaria…ayudando a que nos parezcamos más al mar de la felicidad; pero pronto, esa gente honesta que trabajaba y tenía su negocio estará arruinada, y harta, por lo que la próxima vez que necesites un electrodoméstico o cualquier cosa para tu «buen mal vivir» tendrás que anotarte en una lista, o pasar por un control como el de cadivi, y esperar y esperar lo que nunca llegara, que solo lo tendrá la cúpula que nos desgobierna…. 

Pronto, vivirás en un país arruinado peor que Haití o Cuba GRACIAS A TU INFINITA COLABORACION Y CONTRIBUCIÓN, Será el país de malandros y reposeros que nadie querrá visitar, porque la gente honesta se irá!

Venezuela en manos de un presidente resentido que ordena a los colectivos armados que vigilen y protejan al gobierno, a que juegan? Un gobierno que tilda de ladrón y parasito a las personas que con esfuerzo han progresado, porque no todos somos. 

Saqueadores que no son Venezuela y una parte del pueblo que por su miseria se deja manipular. Si  MISERIA después de 14 años de vandalismo!!!!

Estoy INDIGNADA y muy preocupada.

Dios ten misericordia de todos nosotros, de la gente honesta que vive en este país…

Esto es lo que provoca el discurso del odio! El esfuerzo de tantos años desaparece en segundos por unos resentidos comandados por aquel que siembra vientos de odio y recogerá tempestad de sufrimiento y pobreza.

*****

10/03/2014

Venezuela tu alma se escapa
entre las fisuras del dolor,
tus montañas se inquietan,
las aguas revueltas,
los cielos ajenos,
la hierba verde se tiñe de rojo.

Te estremeces toda
y te sientes sola,
tus hijos confundidos
gritan, odian y lloran,
las almas blancas oran,
las jóvenes se desbordan
como torrentes de cascadas
por tus calles rojas
dando todo por salvar tu gloria….

*****

29/03/2014

UN DIA EN MEDIO DE AQUELLAS GUARIMBAS

Poco salgo en estos días, trato de ser solidaria dadas las circunstancias que hoy transcurren por estas calles, testigo de tanto dolor e indignación. Mis compras se han limitado a las medicinas y víveres que se consiguen que no resultan ser lo necesario; son tiempos de conformarnos con lo que hay y con lo que te dejan comprar, no podemos ser exigentes. Mis canas asoman delatadoras, si mi peluquera me viera estaría escandalizada, yo por lo pronto trato de no verlas, mis manos también reclaman un cariño, así que le doy un barniz imperfecto en casa…. Me ha provocado ir a la playa, o la Montaña, una reunión con amigos y escuchar buena música…. 

Tantas cosas por hacer y querer hacer, pero es que hoy día hasta dormir me provoca sentimiento de culpa, y cada vez que me despierto en la oscuridad de la noche, solo una oración improvisada me logra calmar. Hoy salí a la Farmacia, parecía una feria el lugar, ya saben, la gente busca por aquí y por allá lo que le falta, y las colas son nuestro día a día; allí se ve de todo y se escucha más…. No puedo entender como la que está delante de mi ataviada para ir a la piscina, deja ver muy a propósito los tirantes de su traje de baño, desde la cabeza hasta los pies nos muestra su intención del día que pretende pasar y la visita a la farmacia es por el protector solar. La indignación me fue recorriendo toda, solo quería que volteara para preguntarle en qué país se encontraba ella, para decirle con la mirada y mis palabras que su Indiferencia me estaba ahogando el alma. Empecé a pedir a Dios que me calmara. Definitivamente a ella no le importa el país en el que crecerán sus hijos si los tiene, se veía tan sobrada que creo que es una de esas enchufada que vive en su nube privada… 

Creo que los venezolanos hoy día estamos a punto de un hasta aquí con aquellos Indiferentes que con su actitud sostienen al Dictador que hoy asesina y reprime al que no quiere la Venezuela virtual que la tiranía dibuja, siento que yo he llegado a mi límite de la tolerancia y del dejar pasar. Cada víctima que cae desdibujando a la Anti Venezuela, va levantando el VALOR hasta del más débil que cree que por insignificante no puede promover el cambio que anhelamos. 

Hoy siento que la sangre derramada es mi compromiso y mi valor. 

*****

Marzo 2014

VENEZUELA

Nombre de mujer te dieron,
tan bella te hicieron
que tacones altos te pusieron
para que con bellas montañas
te acercaras al cielo.

Imploro a él en tu duelo
para que el odio sembrado
sea borrado de tu suelo,
la maldad erradicada de tus vientos,
la paz lave tus senderos,
el mar nos regale
horizontes de ensueño
y la sabana un tranquilo sueño.

Venezuela nombre de Mujer
que con amor siempre recibiste
hijos de otros suelos,
no te rindas ahora te lo ruego.

*****

12/05/2014

HIJA MIA, 

MI CORAZON SE VA CONTIGO

Sales de debajo de mis alas
a iniciar tu propio vuelo,
sentiré que te alejas de mis ojos
y éstos no dejaran de llorar
en profundo silencio.

Mi corazón sentirá tus alegrías,
palpitará más con tus triunfos,
se encogerá con tus sustos,
se hinchara con tus éxitos
tanto tanto tanto que sentirá ya
que no cabe mas en mi pecho.

Presentirá todos tus riesgos
para alertarte sobre ellos,
mi corazón se va contigo
palpitando de inmensa alegría
con la maravillosa vida
que tendrás hija mía!

*****

Julio 2014

ELLOS QUE SE MARCHAN…

Hija de inmigrantes soy,
que construyeron su hogar de la nada,
sus cimientos fueron el dolor
de todo lo que dejaban
y la esperanza de lo que tanto anhelaban,
en un país ajeno que los abrazaba.

Madre de emigrantes soy,
que entre lágrimas los veo partir
de la patria que los deja ir,
que no los quiere,
que los ignora o desaparece
porque su ilusión es una amenaza.

Que los desplaza de su tierra
porque su andar significa
Verdad, Justicia y esperanza,
que los encierra en tumbas
porque el libre albedrío de su vuelo
les presagia Libertad y Esperanza.

Madre de Emigrantes soy,
que los veo partir
con la valija repleta de sueños,
el corazón con encontrados sentimientos
para entregar al Mundo
lo que su Patria hoy desprecia,
quedando mi alma vacía,
mis manos desocupadas
y el corazón ahogado en lágrimas,
con un nudo en la garganta
para no cortar sus alas!

*****

12/10/2014

MI ANHELO

Por más que insistan
en que no sonría
más mi corazón se empeña;
por más que insistan
en que mi sueño abandone,
mas mi alma lo anhela.

Por más que persistan
en aplacar mi ánimo,
la razón me dice que no desista,
no hay quien tenga el poder
para vaciarme las ganas.

Y si ante mi empeño
resulto incomoda
y quieren de aquí alejarme,
siempre encontraré
un lugar en el mundo
donde sembrar
mi anhelo inquietante.

*****

Diciembre 2014

VENEZUELA UN PAIS QUE ERA PARA QUERER

Venezuela se ha convertido en el país del sufrimiento sostenido…Sufren los pobres, ahora más pues están acorralados por los colectivos del terror para que no hablen, no se quejen, casi para que no existan…Sufren los enfermos, sin tratamiento para los crónicos, sin reactivos para los exámenes de diagnóstico, sin medicinas para una fiebre, sin equipos, sin gasas, sin guantes, etc…..Sufren los estudiantes, que son perseguidos si alzan su voz juvenil de protesta…. Sufre  la clase media, cuando es ignorada, anulada y empobrecida cada día más….Sufren los empresarios que se ven atados de manos cuando no hay materia prima para producir, cuando son vigilados en extremo y criminalizados en su máxima expresión, sin libertad para comprar y/o vender…Sufren los padres de familia cuando sus hijos se quedan sin oportunidades para vivir, cuando salen a la calle sin saber sin regresaran…

Y así, puedo seguir y seguir, perdiéndome en las palabras de la tristeza y la impotencia extrema a la que nos han llevado, buscando cada mañana un resquicio de optimismo, una ventana para que entre un rayo de luz que no deje que me rinda ante la desesperanza atroz que a veces me domina; viendo imágenes maravillosas de mi tierra, de amaneceres de esperanza, escuchando el canto de libertad de los pájaros  en la mañana, escribiendo con el alma poesías de anhelos…

Venezuela, has pasado de ser un País para querer a un triste País para sufrir, y entonces te preguntas: vale la pena entregar más esfuerzo por un país que pareciera tener solo espacio para el corrupto, el déspota, el malandro, el mentiroso, en otras palabras para el indecente? Vale la pena seguir sosteniendo el muro de la decencia  que amenaza todo los días con derrumbarse, al ser agrietado con el martillo de la indiferencia? Ya no lo sé… mi pensamiento comienza a contradecir mi corazón, la lógica comienza a ser más fuerte que la pasión de mi palpitar, el simple instinto de sobrevivir comienza a ser más fuerte que mi orgullo de ser venezolana…

*****

16/01/2015

Y DONDE ESTA LA PAZ?

Alguien preguntaba, 

debería aún estar en nosotros,

mas el tiempo que vivimos 

malamente se empeña

en que abandone nuestro espíritu 

de un instante a otro.

En un juego de sentimientos 

tan agitados y contradictorios

que pujan y provocan 

atizando nuestra calma

para que por el pequeño resquicio 

de nuestra debilidad humana

abandone nuestra alma 

en las turbulentas aguas 

de nuestra vida cotidiana.

*****

Marzo 2015

LANGUIDECE MI TIERRA

Potreros amarillos, arboles desvestidos, 

caminos polvorientos de tránsito ciego,

verano prolongado que no quieres partir, 

el Sol se asoma entre ramas desnudas 

para calentar aún más la lánguida tierra…

Tristeza por doquier se siente sin duda

las verdes praderas parecen sucumbir,

es como si todo se vistiera de gris

y te culpan a ti verano sin fin, 

y es que el país arde de angustias

y a nadie le importa verlo morir.

La lluvia no llega para refrescar la tierra

y tampoco para lavar nuestras penas,

cielo bendito derrama tu gracia

y así liberarnos de tanta tragedia, 

despliega el arcoíris de esperanza,

destaca el tricolor como señal cierta.

*****

07/04/2015

COLORES DE MI BANDERA AGITADA

Bandera tricolor que luces alterada

el amarillo casi oculto de tus riquezas despojadas

extrayendo  sin virtud de la tierra castigada,

sin sembrar en ella retoños de esperanza

que  den plenitud al pueblo de sus ansiedades no saciadas.

Azul profundo casi negro de aguas enturbiadas

Que anuncian tormentas y mar de leva que arrasa,

energía desatada entre el bien y la  maldad que amenaza

llevándose a su paso la basura arrojada,

para limpiar el alma de esta tierra atormentada,

como agua bendita que libera y sana.

Rojo incandescente que el horizonte refleja,

quiero que sigas teniendo tu significado glorioso

de la sangre derramada  que en el pasado nos liberó

de aquella opresión que la historia nos contaba…

Siento que cobraras otra vez significancia

y estarás  de nuevo dolorosamente presente

sobre  esta tierra angustiada de ver caer a sus hijos

que  buscan liberarse de la nueva tiranía instaurada.

Estrellas del firmamento vuelvan a iluminar mi patria

no se dispersen para que no llegue la fatal  oscurana,

iluminen nuestro cielo para buen presagio nuestro

como señal divina  a seguir para encontrar de nuevo

el camino libertario para mejores tiempos. 

*****

14-06-2015


TE ALEJAS DE MI MIRADA

Hoy un ser maravilloso que la vida me regalo por bendición de Dios hace 21 años, me suelta la mano para tomar el camino que ha elegido, hoy me hago a un lado entre risas y llanto, con sobresaltos de alegre esperanza y descompensada tristeza para que continúe su vida en otras tierras, alejado de mi mirada mas no de mi alma… 

Tienes todo para construir una vida plena y fabulosa: nobles sentimientos, profesión y conocimiento, un amor maravilloso, un mundo sin fronteras y de amplias oportunidades esperándote. No tengo duda alguna que cumplirás tus sueños, lograras tus metas, vivirás tu gran amor y formaras un hermosa familia, lo mereces por tu bondad, por tu honestidad, por tu entrega, por tu dedicación y paciencia. 

Te amo, mi pequeño hijo que se ha convertido en hombre y busca su porvenir, que se atreve y ejecuta con un optimismo que asombra. Adelante mi amor! Ama, crece y triunfa! No tengas temor que Dios te acompaña y la Virgen te protege con su manto de Madre! Encomiéndate a ellos cada mañana y todo ira sucediendo de acuerdo al plan maravilloso de vida que Dios tiene para ti! Te mereces lo mejor. Dios te bendiga hijo de mi alma! Buen viaje y Maravillosa vida.

*****

30/08/2015

SERA QUE NOS VAMOS?

Anoche fue noche de luna llena, lucia hermosa colgada en ese nuestro cielo, salió vestida del Lago de seda negra, adornándolo con pinceladas de oro y plata; al fin se desprendió la luna y decidió anoche vestir dorada. En el carro íbamos las 3 bellas damas ataviadas,  maravilladas, persiguiéndola por los caminos de esta ciudad que luce enojada, pero tanto estorbo urbano insistían en opacarla, así que dejamos que fuera la luna que nos mirara y alumbrara el camino de la ciudad en oscurana, obligada por aquellos con poder que tanto la maltratan. 

Llegamos por fin al encuentro pautado, sorteando la imprudencia y las calles estropeadas, casi que agradecidas a la providencia por llegar sanas y salvas, y es que no es fácil para 3 amigas, transitar por las noches en esta ciudad que parece un pueblo fantasma. 

Dispuestas a disfrutar y olvidarnos de las angustias cotidianas nos acomodamos en un lugar del sitio encantado que nos esperaba, jarra de sangría con frutas adornada y muchas guindas para complacer a todas las damas, esperamos a los demás amigos que uno a uno llegaban al oasis de esa noche para abrazarnos y darnos ganas. 

Entre saludos, abrazos y brindis por la que nos tocaba agasajar esa noche, nos fuimos poniendo a tono con la música y el entorno, descargando entre charla y charla eso que hoy tanto nos agobia a los que vivimos en esta patria,  y a pesar de evitarlo, de casi hasta ignorarlo, el tema nos asaltó en medio de la cena extraordinaria y mi dulce amiga de siempre dijo: será que tenemos que marcharnos? Silencio, miradas hacia abajo, el tenedor pareció un juguete en las manos, comenzó  a moverse despacio sin nada en su extremo que pareciera un bocado…, qué pregunta tan imprudente para ese momento de deleite tan esperado, pero no, amigos que me leen , esa pregunta esta en nuestros labios queriendo salir siempre entre lágrimas, risas y llanto…. La risa, más por nervios por lo que esa enorme pregunta implica para todos los que en solemne silencio la escucharon; y es que supone demasiado… Meter toda una vida en varias maletas si acaso…y a lo mejor ni eso si tenemos que abandonar apurados.

Cada uno en la mesa fue contestando, algunos con más acierto o mejor dicho con más certeza por la decisión que ya han tomado, una de nosotros ya tiene boleto en mano, otra del grupo ya hizo el viaje para el otro lado del charco….ejemplos de valentía ya tenemos cercano, pero aún así, los que todavía nos preguntamos, estamos tan pero tan asustados ante el incierto  tan poco deseado. Y es que el país nos obliga, más a gente como nosotros los que aquí hoy tertuliamos… El país no nos quiere, más bien le estorbamos y a gritos nos pide que abandonemos el barco. 

Hablando de mí, esa pregunta  me aborda en medio de la noche solitaria, para quitarme el sueño ansiado, me llega en el jardín cuando lo veo verde y floreado, me asalta en la cocina ante la creación de un nuevo plato, y veo mis objetos como diciendo a lo mejor tengo que abandonarlos…, o quizás solo dejarlos un tiempo sin usarlos con las manos y las miradas, rogando que cuando regrese aun los encuentre esperando…

Yo aún no tengo humo blanco para saber la respuesta correcta, pero si hay fechas ciertos plazos por vencer que avisan a pesar de la incertidumbre, lo que si no tengo dudas  es que he dado mucho por tener un país soñado, he respetado las leyes, las normas, he trabajado con ética y entrega, aposté por el país que me vio nacer y crecer, aprendí y emprendí, he puesto mi grano de arena, he protestado, me he indignado, he gritado en 16 años…pero este año lo empecé sin ganas de seguir apostando, sin ganas de gritar, sin ganas de hablar, sin ganas de hacer nada más por él y he allí mi limbo mental actual, mi país no me quiere, no le importó porque soy honesta, porque no robe, porque no me corrompí… Mi país me paga empobreciéndome, quitándome hasta lo que no tengo, dejándome lejos de mis hijos porque tampoco los quiso y ya se fueron, y ahora quiere que me sienta presa, sin posibilidades de una mejor vida.

El país me grita que me vaya, pero yo aún no quiero hacerle caso, a pesar del miedo que siento de que me siga maltratando, porque aún no encuentro las fuerzas dentro de mí para dejarlo, porque aun siento que puede cambiar, porque a pesar de todo le doy una oportunidad pero ahora en silencio, sin gritarlo. Sí, estoy secuestrada por él a pesar de que me grita que no me quiere… Qué cruel se ha convertido… A veces siento que solo saldré de él cuando más miedo me dé vivirlo.  

Así cada uno anoche dejó servido en el plato su pensamiento de miedo y angustias instantáneo, no supo bien por su sabor amargo, por más que después los postres llegaron y un feliz cumpleaños calladitos cantamos a la que celebraba la vida a nuestro lado.

*****

NO QUIERO DEJARLA

Las palabras hoy fluyen

a borbotones y entre lágrimas

hoy me siento nostálgica, 

parece que mi alma 

algo trágico esperara…

pienso en mi tierra 

y el corazón se me salta

porque abandonarla 

jamás yo quisiera!

Me recreo viendo fotografías

de hermosos paseos

cuando libremente la recorría,

me inspiran poemas 

que al instante me alivian…

pero cuánta insistencia

de la maldad que hoy la transita

para que alce mi vuelo

bien lejos de ella!

*****

Agosto 2015

No puedo ser apática ni encerrarme en una burbuja de cristal, viendo como mi entorno se desmorona, se destruye… Porque mi frágil burbuja también se romperá, la envidia impía, la saña indigna, la maldad infinita que por nuestras calles se desborda romperá el frágil cristal donde me escondí y pretendí ignorar lo que a mi alrededor pasaba porque aún no me afectaba…

*****

EL CIELO ABRIRA ESE DIA

El camino parece mostrar 

que más largo se va a tornar,

mas piedras vamos a encontrar 

para hacernos tropezar, 

que los abismos nos sorprenderán 

queriéndonos tragar,

y que el cielo tan gris 

nos traerá la  completa oscuridad.

Que los prados secos de justicia

se encenderán de fuego intenso, 

y las lágrimas suficientes no serán

para aplacar la ira que frenética

irrumpirá como erupción de volcán.

Difícil es despertar a un pueblo

que la opresión adormeció 

con migajas y dosis de temor, 

pero más difícil será aplacar su rabia

pues ella no medirá su acción

al momento de exigir justicia

y la libertad al opresor! 

Vientos de cambio soplan

que asustan al dictador,

el  país colapsa

bajo su yugo opresor,

solo hace falta la chispa

que desate tal horror,

dispuesto ya está el pueblo

ante tal destino fatal

esperanzado de que el fuego

destruirá tanta  maldad

y como ave fénix  renacerá.

El cielo abrirá ese día

con rayos y centellas

y de él caerá la lluvia bendita

para lavar tanta tragedia,

germinará así el nuevo país

bordando en su tricolor

la marca que no nos dejara olvidar

lo que nunca debió pasar.

*****

Venezuela muere en su propia tierra…languidece de dolor y desmayada  está en nuestros brazos moribunda y ya sin fuerzas.

Sus hijos han sido anulados para evitar su salvación con las garras de una justicia injusta al servicio del que la aniquila; la desaparecen con crueldad e intención desmedida, la maldad se apodera de ella ahogándola hasta provocar desesperación… 

Venezuela muere y sus naciones hermanas la han dejado sola en su dolor, a nadie le interesa que la Dictadura  la asesine olvidándose de que ella sus brazos abrió y en su regazo siempre acogió a los desplazados   y su voz alzo cuando en otras tierras  también se instauro! 

El Alma de mi Venezuela late con fuerza en mi corazón angustiado y a veces siento que duele tanto que ya no cabe en mi pecho y que con ella yo también muero de dolor

*****

18/11/2015

Virgen de Chiquinquirá patrona de los Zulianos, concédenos en este día Santa Madre la Paz que tanto anhelamos, que en medio de la incertidumbre que vivimos tu nos lleves de la mano, que en los hogares que hoy sufren no falte el pan nuestro de cada día, que ninguno tenga que llorar la ausencia de un ser querido por la maldad desbordada, que no sintamos mas Madre querida el desasosiego que nos embarga! 

Oh Chinita amada bendice esta tierra que tanto te ama! 

*****



05/12/2015


INTRANQUILIDAD Y PREOCUPACION


Mañana, al fin será 6D…y yo siento intranquilidad y preocupación, no me doy permiso para emocionarme a pesar de que en mis pensamientos se quiere filtrar la esperanza, al fin llego el día, tan esperado y temido a la vez; ese día que significa el término de un plazo para ver si seguimos hundidos en la desesperanza que obliga a marcharse o se abre la ventana que nos permita tomar aire para construir el camino del cambio para un país mejor. No es una elección mas, NO, esta quizás pueda ser la última…, o la que podría girar el timón para evitar el naufragio. 

Mañana mis hijos no podrán ejercer el derecho al voto, los tres están lejos para que estén a salvo y en un lugar con posibilidades, no estarán a mi lado en la larga jornada que nos espera a los venezolanos que aun aquí estamos, pero se que igual se sentirán angustiados; esta vez veré la inefable baranda del CNE sola, esperando nerviosa un resultado que será como una sentencia de TE VAS O TE QUEDAS…mañana, será un día definitivo para la democracia de Venezuela y los días por venir no sé cómo amanecerán… No quiero que el optimismo se apodere de mi para no sufrir la decepción, pero es que no puedo evitar que el corazón se me agite al sentir que puede ser una posibilidad cierta. Mañana nos enfrentaremos a un monstruo de 6 cabezas, no será fácil la batalla pero no olvidemos que podemos vencer y dar el gran paso para el cambio que todos merecemos. Mañana saldré a ejercer mi derecho, VOTARE en nombre de Dios y con la Virgen de Coromoto en mi corazón pidiendo protección y un MILAGRO para MI AMADA VENEZUELA! 

*****

07-12-15

Cómo me dueles, cómo pretendieron y casi lo logran, destruirte; desangraron cada una de tus venas, te dejaron casi seca, a tus hijos los despojaron de su futuro, les vaciaron los sueños…y hasta algunos desterrados fueron! 

Oh mi Venezuela querida pensé que te perdía, que a mí tampoco me querías…Ayer, tu bravo pueblo despertó y venció el miedo infringido, el desánimo bebido y hasta la desesperanza aprendida, se levantó dispuesto a rescatarte con las redes del voto, antes de tener que empuñar la espada! Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzo, la ley respetando la virtud y honor! 

Te quiero Venezuela herida, mi Venezuela maltratada, el amor de tu pueblo que ha despertado de la pesadilla te sanara! 

*****

02/05/2016

DESPEDIDAS

Algo tiene la distancia

algo que aprieta demasiado el alma,

que saca de paseo la tristeza

entre palabras ahogadas,

cuando llega esa hora marcada

de la inevitable despedida,

en la que la fatalidad te aborda

y te invade sin piedad desmedida.

*****

04/07/016 

Dónde me encuentro en este instante en el que mis cimientos se estremecen y mi distorsionado entorno ya no reconozco, transformado en un suelo empobrecido bajo un cielo gris tormentoso y el soñado  horizonte luce como un cruel espejismo? 

Atrapada me encuentro entre los muros de la opresiva tiranía a la que me enfrento cada día movida por la inconformidad de mis ganas.

A dónde me llevas mi alma alada por la sutil esperanza que aún permanece en mí como débil llama y que los vientos del infortunio quieren apagar? 

Transítame oculta bajo la luz de luna, por senderos de libertad hacia un nuevo amanecer para renacer sobre las cenizas y la sangre derramada.

Quiénes de mis hijos salvaran mi esencia, quiénes podrán sobrepasar los muros de la indecencia, el lodo de la impotencia y los abismos de la indolencia, quiénes lavaran las impurezas derramadas de falsas y resentidas promesas?  

Serán mis  hijos de rostro tricolor, nobles de corazón,  que devolverán la virtud y el honor con torrentes de  pasión,  lanzando de nuevo el yugo de la  brutal opresión.

Venezuela   

*****

30/07/2016

ES DURO DECIRLO, PERO MAS AUN SENTIRLO

Los que aún no terminamos de tomar la dura decisión, cada nuevo día en este país es un empujón para que lo hagas…, el corazón dice que no, pero la razón comienza a imponerse y se siente el miedo, que llega por tu espalda y te recorre toda, erizando la piel, agitando los latidos, vaciando el alma en un suspiro! 

Es una sensación de dolor, de obligado desprendimiento, de temor sostenido de no equivocarte, de esperanza que se desvanece porque ya no puedes seguir dándole más tiempo a la oportunidad del cambio que no llega, porque estamos entrampados, entre la maldad y baja astucia de los que nos desgobiernan, y la ingenuidad paciente del venezolano que no aprendió a RECLAMAR, a EXIGIR, a MERECER…ese venezolano bueno, decente, trabajador, emprendedor hoy no tiene espacio en su propia tierra, comenzamos a ser un Pueblo desplazado, ignorado, abandonado a nuestro triste designio…Matrimonios jóvenes con hijos pequeños salen sin mucho pensarlo, van acompañados del amor de familia y el deseo de una mejor vida…Jóvenes recién graduados que son capaces de llevar en dos maletas su hasta hoy vida,  para florecer en otra tierra… y los que hoy aún quedamos, nos encontramos en Casas Vacías plenas de silencio que ensordece el espíritu, habitaciones cerradas que evitas abrir para no recordar la vida desordenada que antes tenían, horas sin agenda, kilómetros que ya no se recorren, esperas angustiosas que ya no se dan, bendiciones que ahora se dan en silencio y se echan al viento para que acaricien el alma de los hijos que ya se fueron…

Yo agradezco las palabras de los amigos que han emprendido ya este exilio, porque me dan el valor que necesito, la confianza de que sus experiencias seguro me allanaran el camino que también tendré que transitar en algún momento que cada vez se siente más cercano, porque son personas que aun habiéndose ido todavía se preocupan y ocupan por los que aquí quedamos; hay algunos que ya les molesta que nos quejemos, llegando al punto que ya ni hablamos, se siente como huyen de tus palabras, no te dan oportunidad siquiera, evaden el tema, de alguna manera sientes que te desprecian porque no has sido tan valiente como lo fueron ellos, que ya no estas a su altura… es duro decirlo, pero más aún es sentirlo…; solo las personas sensibles, que no son egoístas, humildes de corazón que   aún nos escuchan, se

preocupan y hasta luchan para que estemos bien!!! 

Gracias a ti por ser uno de esos seres de Luz que hoy nos levantan el ánimo y nos tienden una mano para decir que no estamos solos…Hace tiempo quería decirlo, hoy me has dado pie para lavar mi alma de este dolor que también nos agobia…el abandono de aquellos que alguna vez sentiste cerca…

*****

07/2016


ESPAÑA MIA! NECESITO DECIRTE ALGO…


A mi familia y amigos en España, algunos escuchan, otros simplemente quieren ignorar…, saben de nuestras angustias, de nuestro diario vivir,  que cada vez resulta peor que el anterior, del miedo que tenemos de andar en la calle porque toca y no hay más remedio, del pánico que significa ver salir a un hijo para la escuela o la universidad, porque no sabes si le tocara la lotería de la muerte…sí la lotería donde más números a ganador tenemos los venezolanos; que las madres deben pasar largas horas en cola para conseguir leche y pañales, que los enfermos crónicos no cuentan con sus medicamentos y mueren por la desidia de otros; que el simple hecho de hacer tu compra de víveres se ha convertido en una tragedia y un peligro, que Venezuela toda es una inmensa cola de miseria porque el resentimiento y la envidia destruyó el aparato productivo privado, y el Estado ladrón, saqueador, corrupto es ineficiente y todo lo que toca lo destruye.

Llegaron al  poder porque algunos  venezolanos estaban hartos de la corrupción! Hoy han robado hasta el oro de las reservas, lo han saqueado todo, sin recato ni pudor, al punto de que han creado una nueva clase social: la Boliburguesía; llegaron al poder con el discurso de quitarle a los ricos para repartir las riquezas entre los pobres y hoy han fabricado más pobres, pero lo peor,  hacen fiesta con la miseria, la ensalzan  y en ella se recrean, cuando en este país, si estudiabas (la educación antes también era gratuita incluso las mejores universidades del país eran las públicas y gratuitas) podías salir de la pobreza capacitándote, esforzándote, ahora, te dicen “no estudies si quieres ser rico, no te daré educación para que te hagas escuálido”, como llaman despectivamente a la clase media, y es lógico, para que puedan dominar, perdón, eternizarse, perdón, gobernar, necesitan más y más pobres que puedan ser controlados por un pedazo de pan…no soportan a aquel que se capacita, que piensa, que aspira a mejor…ese tipo de gente es un “estorbo” para la revolución…; también llegaron al poder por aquellos resentidos sociales, que en el fondo son unos envidiosos, flojos la mayoría, que no soportaban ver a su vecino progresar, o su hermano, o a su mejor amigo…, que sentían que les debía tocar la misma cuota de “suerte” y que éstos se la quitaban…y en ese pensamiento mediocre se quedaban sin querer quemarse las pestañas o llenarse las manos de callos o la piel de sol, siempre esperando que otros le resuelvan la vida…


Llegaron al poder porque podían hablar donde quisieran, declarar en cualquier medio de comunicación, donde todos podían escuchar sus ideas, donde había libertad de pensamiento, múltiples partidos, aunque dos eran los más fuertes, los que se alternaban el poder…la gente estaba cansada de ellos, y eligieron a un golpista con lengua de oro pero talante de asesino, que con engaños se hizo del poder absoluto para mantenerse por siempre gobernando, para tener licencia para robar y asesinar, para tener el control total de nuestras vidas..

Si, Venezuela no era perfecta antes de este desastre, pero nadie en aquel momento quería marcharse de ella, al contrario, muchos venían a esta tierra y encontraban oportunidades de vida, de crecimiento, de progreso; ahora, nuestros jóvenes huyen del caos en el que se ha convertido, una tierra que no tiene oportunidades, porque el que aún se atreve, es castigado, amenazado, expropiado, y si habla o piensa diferente es encarcelado, torturado, como lo dicen ellos mismos: es aniquilado, pulverizado…los que aqui aún mal vivimos, tenemos miedo de enfermar porque es un calvario conseguir una medicina, tenemos miedo de salir porque nos atracan o asesinan, cada día tenemos menos opciones para alimentarnos y todo nos cuesta una millonada, nuestra moneda es el hazme reír del continente y nuestros recursos han sido dilapidados, no fueron sembrados en la tierra donde todo era posible…fueron utilizados para comprar pleitesías, para sembrar su maquiavélico proyecto por el mundo, para enriquecer a los incondicionales, para comprar armamento, porque no se nos olvide que además es “una revolución armada”. 

Han sembrado la semilla que reproduce la miseria, ahora la abonan en las tierras de mi querida España, la tierra de mi madre y de mis abuelos, la tierra donde viven mis amadas tías y mis adorados primos; mi alma se agita, se estremece, porque quiero evitarles el dolor de esta travesía, pero siento que no puedo, siento que mis palabras caen al vacío y el viento se las lleva…Siento que la mala semilla ya germina nutrida por las palabras del encantador de serpientes que se alimentó de la nuestra…por ese que se ve que ni las Iglesias ya pisa porque  tiene el alma negra comunista, y que aun cuando lleva nombre de santo y pinta de Jesuita, me parece que es un demonio de garras infinitas! 

Suerte mi España querida…espero que tú te salves de esta agonía, aún estas a tiempo de corregir tus carestías, sin caer en la mano de estos comunistas que como plaga de langostas solo dejan  devastación y miseria, odio y tristezas…Hoy en mi Venezuela las calles se tiñen de sangre y el odio se apodera de sus entrañas, vaticinando ya que nuestra mala hora esta más cerca cada día. 


*****

19-07-2016

EL PAIS PERFECTO

Hay gente perfecta que cree merecer el país perfecto, sienten que no caben en el que les tocó, pero tampoco en el que los acogió, o al que se marcharon por elección. Son tan perfectos que critican al paisano, pero poco aportan para cambiar lo que tanto les molesta, y allá a donde se fueron, también critican, es que es un problema sobre ser superior; quizás deberían irse a otro planeta o quizás otra galaxia, porque en la tierra creo que no encontrarán su lugar.

*****

18/08/2016

Hoy estoy en un EXCEPCIONAL ESTADO DE «EXCEPCIÓN» sí, el decretado por la ineficiencia que ostenta el poder absoluto y que ya a casi todos nos alcanzó, a pesar de seguir apostando, de querer avanzar, de creer en un país que día a día pierdes, que no lo encuentras a veces ya ni en la gente…

DONDE ESTA MI VENEZUELA? esa tierra bonita, alegre, donde todo lo bueno era posible, donde los malos eran muy pocos, DONDE ESTAS PATRIA MIA, que cada mañana siento me arrancan un pedazo de ti? A dónde el viento de la desesperanza siento que me arrastra cada atardecer después de tantos intentos fallidos? Dónde está la suave brisa entre las palmeras que me alegraba y me invitaba a danzar? 

Qué te han hecho Patria mía que te quieren borrar hasta de mis recuerdos? Acaso no se dan cuenta que el pueblo que hoy sus calles transita languidece de dolor y su llanto ya solo tiñe el rojo del tricolor de 7 estrellas. Dónde estas mi Venezuela, que aun trato de encontrarte entre los resquicios y los escombros, entre los tumultos y el desaliento derramado? No me abandones tu que yo no quiero dejarte…no me lances al vacío del destierro. 

*****

MAÑANA UNA CITA CON VENEZUELA

Mañana 1ero de septiembre, otro día de gran expectativa, otro día de esperanza que nos permita lograr un cambio de rumbo con la exigencia de la  fijación de una fecha para realizar el revocatorio en el 2016. Llegamos a ese día, y algunos ni siquiera queremos sentir un mínimo de anhelo, sí, por aquello de no empavar la vaina; es más, me he negado a comprar nada de lo poco que hay, me he negado a “prepararme” por si acaso, es más, he querido aparentar ser indiferente…Lo he logrado?, claro que no! Para rematar, mi empresa de telefonía celular (esa que no es del gobierno), en una rareza de esas que nunca me había pasado, no aplica mi pago y me tiene cortada la línea del celular; he cancelado por 3 vías diferentes, con confirmación del banco en las 3 ocasiones, y nada que tengo línea, ya van dos días y que desesperación!!!! Carajo, me van a aislar? Justo ahora? Mi mente maliciosa piensa que es a propósito, que hay una maquiavélica orden imperial, perdón presidencial para que hagan estas cosillas e impedir así que nos comuniquemos en la marcha.

Pienso mal porque tengo que pensar mal, esta gente no da puntada sin dedal. A estas horas, realizan allanamientos, persiguen, sacan a sus colectivos, cierran vías, incluyendo nuestro puente sobre el Lago, cierran túneles, prohíben sobre vuelos, drones, etc….prohibir, prohibir, prohibir!!!! Controlar, amedrentar, amenazar, encarcelar, en fin, la conjugación perfecta de la dictadura que pide a gritos quitarse el disfraz de democracia protagónica y participativa…el protagonismo solo de ellos para jorobar nuestra paciencia y la participación de sus seguidores, que gracias a Dios, ya son bastante menos y he allí el problema.

Justo eso es lo que los tiene desesperados, ya no pueden comprar conciencias, solo muy pocas, esas que piden bastantes billuyos y ya no tienen mucho real, pero la del pueblo, ese que trataban de callar con una bolsa de comida, ya no pueden, ese bozal de arepa “escuálida” ya no funciona. Venezuela grita desde la profundidad de sus entrañas, reclama por sus derechos violados, anulados, aclama por un cambio, sufre por tanta desgracia acumulada: escasez, inseguridad, miseria, hambre, indecencia, represión, atraso, en fin, por las 7 plagas que nos han caído con esta nefasta revolución del siglo 21.

Desde hace días, toda Venezuela está en movimiento, previendo que tomarían esas medidas de prohibición del libre tránsito; desde hace días, hay una expectativa creciente, ansiosa, a donde vas te preguntan, como si fuera Navidad: dónde lo pasarás? Qué harás? Vas a trabajar? Como si fuera una fiesta pues, pero, no lo es! Es más bien una cita, así lo veo, con nuestra novia Venezuela, decisiva, imperiosa, de reencuentro, esclarecedora, es de reconciliación, de promesa y entrega, de renovación de votos, es una cita que pareciera que es  a escondidas, que hay temor y no es al rechazo, de inmensa  emoción por tanto acumulado y es hasta liberadora por la fuerza arrolladora que  su amado pueblo le va a expresar, a pesar del tirano que la tiene dominada, arrollada y devastada. Su pueblo va expresarle su amor, a pesar del miedo que infringe el que mal la ama…

Mañana Venezuela, espera a tu pueblo, que a los cuatro vientos gritara cuanto te ama. 

*****

ZAMUREANDO

En un lugar no muy lejano

de un país ya no imaginado

en medio de un verde paraje

se encontraban los pajarracos

zamureando camuflados. 

Reunidos  a escondidas

bajo la sombra de un árbol, 

la hediondez se difundía 

a lo largo y ancho. 

Solo se escuchaba 

el murmullo muy bajo,

entre ellos traman a ultranza 

el hundimiento del barco, 

que mueran todos los de abordo

de mengua y llanto.

Mirando desde arriba

a todos los de abajo,

eligiendo a quien se despachan

antes que la pelona 

haga su usual trabajo, 

porque entonces serán puros huesos 

y esos no les gustan tanto!

Los muy cobardes no cazan,

por ellos salen otros vándalos, 

son las ratas de cloaca,

que de negro también andan 

policía política  les dicen algunos 

para no ofenderlos tanto!

*****

23/09/2016

PACIFICA SI, PERO NO PENDEJA!

Es difícil en estos tiempos mantenerte en equilibrio espiritual, yo diría que es imposible; vivo en un país que es  invivible gracias a  unos delincuentes de cuello blanco que se atornillan en el poder, por unos militares que tienen bozal de arepa, y sitiada por unos asesinos que tienen el control de las calles.

Las esperanzas de una salida pacífica se desvanecen, y cuando piensas que ya nada puede ser peor, algo más malo sucede; vivimos de sorpresa en sorpresa, pero todas negativas, vivimos con el agua al cuello porque ganes lo que ganes no alcanza para vivir, y peor lo pasan los que dependen de un sueldo… cada vencimiento de una póliza, de un plazo, de un pago, de una renovación, de una emergencia médica se te va haciendo imposible, de dos años para acá, la sensación de que estas perdiendo, te invade toda, de que las garras de la pobreza se acerca y te va acorralando, no importa lo que hagas, cualquier alternativa nueva para generar ingresos representa un muro imposible de escalar, y mira que lo intentas, nadie puede decir que no, me consta, en mis cercanos, en mis amigos, en mis conocidos…todos de clase media y trabajadora. Sientes que te vas quedando sin argumentos para seguir sosteniendo ese muro, los gastos rebasan cualquier intento de progreso. Las empresas apenas cubren sus costos, estamos en una macabra espiral de empobrecimiento acelerado por las gravísimas distorsiones “creadas” con suma eficiencia para destruir el “sistema”, y con ello, nos destruyen a nosotros: la clase media emprendedora, trabajadora, visionaria, soñadora… 

No soy experta en economía, tampoco soy política y mucho menos politiquera, solo soy ciudadana y con eso tendría que bastar para exigir mis derechos a esos que supuestamente deben velar porque no me sean violados, esos que en su quehacer de político  deben hacer cumplir mis derechos, mis deberes, y que todo el aparato del estado funcione en mi beneficio ciudadano, pero justo eso es lo que no hacemos los “ciudadanos”: exigir que trabajen para y por nosotros, por el bien común y particular. Entonces, cuando yo veo a una rata gobiernera, y me disculpan el tono, que sale con su mayor cinismo y regodeándose en su miserable resentimiento y empoderamiento decir que no podré ejercer mi derecho a revocar al que por accidente está en la presidencia y a todos sus acólitos, incluido él, no puedo menos que perder mi estabilidad emocional, por no decir lo que toca. No puedo evitar que la esperanza se me vaya del alma, que me invada la certeza que la única salida a esta tristeza ya no será pacifica, que tendremos que matarnos todos, en perfecta y absoluta desventaja, porque no tenemos el poder de las armas…esas las tienen los indignos militares de esa patria que no es Venezuela y los colectivos asesinos que ellos financian para sostener lo insostenible. 

Sí, ya sé, sabíamos que ellos no iban a soltar el Poder pacíficamente, porque el “poder” es lo que los protege de un tribunal por violadores de los derechos humanos, por crímenes de lesa humanidad, por narcotraficantes, etc, etc , etc… ha sido tanto lo que han hecho, escudándose en un falso pregón de “igualdad y soberanía” que no tienen perdón alguno, y por eso son tan peligrosos justo en este momento, en que ese pueblo que engañaron, ha despertado del falso espejismo de la revolución del siglo 21, y se han encontrado con qué ahora son más miserables que hace dos décadas, porque ahora hasta la dignidad se la han quitado. Entonces, soy una ilusa porque mantenía una esperanza, una ilusión aupada por ese otro grupo donde me siento representada llamada Mesa de la Unidad? Si lo soy…ilusa por creer… creer que tendrían los pantalones bien puestos para defender mi derecho, nuestro derecho a revocar, pantalones que les da el respaldo de 80% de los venezolanos que estamos hartos y que nos sentimos mortalmente asfixiados, y qué pasó? Les faltó contundencia, siiiii los siento guabinosos, con miedo, como que demasiados cuidadosos, y resulta que hay que sacar los dientes, las uñas, las patadas y los gritos porque nos enfrentamos a un monstruo de 7 cabezas, a un lobo feroz que no se mide en palabras, en cinismo, en acción, en represión, en amenazas, en restricción, en disparar, en encerrar, en torturar… coño nos enfrentamos al diablo y ustedes actúan como pastores de ovejas que solo están dispuesto a sacar el rebaño para ir al matadero “pacíficamente”. 

No me jodan!!! Soy pacifica pero no pendeja!

*****

SUEÑOS ROBADOS

Cuando despierto

lo hago en el país hermoso

de mis soñados recuerdos,

al acostarme, lo hago

en el país de tristes pesadillas!

Ohhh Venezuela mía

cuánto daño te han hecho,

que a veces tus hijos

no logran encontrarse de nuevo,

y la densa oscuridad que te cubre

se roba los sueños viejos y nuevos.

*****

06/11/2016

Cuando te acostumbras a vivir en la barbarie el corazón se endurece tanto tanto que ya nada te asombra, nada te conmueve, nada te toca…no dejes que te ocurra, no dejes que tu alma se oscurezca, y que tu corazón no palpite de tanta indolencia.

Deja que las lágrimas laven tus durezas, que la lluvia que brota de tu ser devuelva la sensibilidad y aleje la frialdad de la indiferencia…

*****

Cuando el poder te grita

saca la armadura de tu dignidad,

y derrótalo con la grandeza de tu espíritu. 

Que no encuentre en tu alma

debilidad alguna,

y puedas mirar sin temor 

a la bestia que se cree engrandecida,

Tu puedes derrotarla. 

El Poder de los humildes está en su espíritu, el de los que se creen poderosos esta en lo que poseen…

*****

26/12/2016

VENEZUELA ES QUE YA ME DEJAS SIN ALIENTO

El país perfecto para vivir es aquel donde nacimos, crecimos e hicimos familia… si lo buscamos a donde vayamos para encontrar el sosiego que perdimos, jamás seremos felices porque nunca nada podrá superar nuestra Venezuela que no fue perfecta, pero era nuestra!!!! 

Así que, nos toca ver el país que decidimos escoger como nuestro nuevo hogar, con ojos de amor, comprensión, humildad y con una gran dosis de adaptación; tratar de entender su cotidianidad e integrarnos, sí, lo sé, se dice fácil, pero ciertamente no lo es!!! Son otras costumbres, otras formas de ver y hacer vida. 

Lo hace más difícil la soledad que se siente, los abrazos que se extrañan, la familia que dejas, los amigos que se quedan… es muy duro, pero una vez que decidimos hacerlo debemos tener fortaleza para lograrlo… 

Es todo un proceso y  admiro la valentía de los que ya se han ido. Primero, hice que ellos, se marcharan, porque aquí les secuestraban el futuro y sus vidas peligraban, porque cómo encierras la juventud, cómo la limitas con tu miedo? Dejarlos a mi lado era condenarlos a la mediocridad, a la vida sin esperanza…

Yo en cambio,   aún  deshojo la margarita, como alguien decía, me encuentro en la encrucijada, el cuerpo aquí pero la mente y las ganas en otra parte, y cómo asusta!! Porque cuando ya te sientes así, una voz interior llamada intuición te alerta,  te dice que pongas fecha, pero las dudas, el miedo, te recorren toda; comienzas a hacerte preguntas: por dónde empiezo a desmantelar mi vida, mi casa, mi trabajo…cómo me alejo de  mis afectos?, cómo meto tanta vida en dos maletas? Son preguntas que temo responder de cómo abandonar este barco, y luego, vienen las otras preguntas: y al llegar al otro lado, cómo comienzo a esta edad? A qué me dedicaré? 

Trato de encontrar la valentía en la historia de mis padres, y es que soy hija de inmigrantes, por lo que debería tener ese coraje en la venas, pero es que hay una gran diferencia,  ellos  lo hicieron cuando eran jóvenes y llegaron a un país donde todo estaba por hacer, y ese país los quería, los atrajo con un cielo azul donde cabían todos, con sus aguas  turquesas y esmeraldas…con sus montes, con sus llanos…, su gente de piel  morena pintada por el sol los aceptó y se mezclaron maravillosamente…

Venezuela los atrapó con su magia, tanto tanto, que prefieren morir en ella que regresar de dónde vinieron, aún ahora, que no está en su mejor momento, que languidece de dolor…, y solo pensar en esto, me da remordimiento, mi madre la inmigrante no quiere irse, por qué entonces yo sí comienzo a querer marcharme? Simplemente porque siento que no puedo respirar, que el miedo me va sometiendo a resguardarme entre 4 paredes, que me quedo sin calidad de vida, que no hay dinero que alcance para mantener el nivel de vida que tuviste “desde siempre”, porque estudié, me preparé, trabaje con entrega y entusiasmo, crecí personal y profesionalmente, y ahora, esta tragedia me arrebata todo si recato y sin reparo; me quieren a menos para dominarme, me quieren quitar la voluntad para doblegarme y también me quieren secuestrar las ganas y eso no lo  puedo permitir. Y es que  ya me cansé de luchar contra corriente, ya me canse de la dirigencia política que dice representarme y que solo le ha servido en bandeja de plata el país a esos que hoy ostentan en el poder;  ya no creo en ellos, siento que le han hecho el juego…ya no espero nada mas de ellos.

Y aquí estoy, en ese momento crucial, pensando en dar el paso, pensando en dar el salto, pensado en dejarla aún queriéndola tanto…Deseando un milagro, un sueño que cada vez luce más lejano…

Me siento tan frágil y temerosa, tan pequeña e insignificante cuando intento asomarme al mundo más allá de mis fronteras…como el ave que se posa sobre la frágil rama para ver qué rumbo tomará con su vuelo a contra viento.

Que se aferra a ella temblorosa, soportando los vaivenes y sinsabores, sabiendo aún que no resistirá tanta carga que sobre mi alma pesa…

Que quizás ya no soporte el impulso de mi despegue cuando me separe de ella y se romperá sin tener entonces ya más soporte a dónde regresar…

Qué miedo siento de desplegar mis alas y volar…

*****

12/01/2017

EMIGRAR NO SIENDO TAN JOVEN

Sentimientos contradictorios nos abordan como pesado equipaje.

Algunos ya  tenemos el corazón dividido, con los hijos lejos, en otras tierras de oportunidades, y nosotros en el país de dramáticos y altisonantes contrastes, perdiendo cada día algo más de aquello que teníamos…

Nos debatimos entre el no querer dejar la tierra que tanto amamos, en la que nacimos y crecimos con tantas oportunidades, en la tierra que llego a ser el primer país de la América latina enrumbado al progreso, a las puertas del primer mundo, donde si trabajabas o estudiabas, florecías…te realizabas, pero que hoy es abatida por tanto maltrato y vejámenes, que en los últimos años insiste en expulsarnos…, haciendo que solo queramos marcharnos.

Y entonces, te preguntas: qué me llevaría,  más allá de la experiencia de los años? 

Comienzas a sentir que  las ganas de volver a empezar no te acompañan, se encuentran opacadas por el miedo de la edad y  la soledad. Pero te das cuenta que  ya estas herido de muerte, que sientes que comienzas  a no ser ni de aquí ni de allá, a encontrarte en la encrucijada del  querer irte y del no querer. La encrucijada del aquí ya no vale la pena y del quizás allá sí pueda. Del sentirte ahogado en la tragedia que circunda y el querer respirar con libertad plena. Contradicciones que inquietan el alma, como un hormigueo constante y que filtra la mirada de todo lo que a tu alrededor acontece. 

Comienzas a pensar como un paciente con enfermedad terminal: lo que me queda de vida  lo quiero vivir en la tragedia y la desdicha  o en armonía y paz? En la mediocridad y la escasez, o en el mundo de oportunidades y progreso?  

Comienzas a desprenderte de lo material que atesoraste por años, a preguntarte si puedes vivir sin esto y sin aquello…la vajilla regalo de bodas, tus colecciones de cajas de madera, tus copas, tus adornos, el chinchorro en la terraza…hasta del jardín que tanto te alegra el alma, el desprendimiento viene con preguntas: lo volveré a tener? qué jardín veré cada mañana; a devorar con los sentidos y atesorarlos en el  alma, aquellos momentos mágicos de estas tierras: las guacamayas que en bandadas pasan cada mañana mientras tomas tu café, las reuniones con amigos de siempre en tu casa, en torno a la mesa de delicias que has preparado con esmero para deleitarlos, los viajes de fin de semana a la Puerta, o los viajes en familia a las playas falconianas; el transitar con tu carro por las calles llenas de maracuchadas, los sonidos, los aromas, el aire perfumado de lago y manglar, el sonido del vaivén de las palmas y cocoteros, la chicha, el cepillado con leche condensada, las mandocas con ese queso palmita que chilla y te derrama de suero la boca. Y te haces  la pregunta: cuánto tiempo me queda? Como una sentencia de muerte, tiemblas, con la diferencia cruel de que aquí tú pones  la fecha. 

Y por inercia entras en la fase de la desconexión emocional obligada, como aquel que se despide ante la inminente  llegada de la hora final. Comienzas a despedirte, y la primera señal es cuando te despides de las noticias, cuando dices “ya no más”, dejas de esperar la llegada del cambio anhelado para el país y ya solo piensas en el cambio particular para no morir como los cujíes tal cual la canción de Sombra en Los Médanos: 

“…Los cujíes lloran de dolor

en mi vida mustia de esperar,

las caricias de un lejano amor,

que ha dejado mi peregrinar,

y en la ruta que marca el destino sobre las arenas

que esperan caminos dolorosamente

se alargan mis sombras sobre el medanal…”

El desmantelar toda una vida te absorbe con una voraz tiranía, te agota mentalmente, te clava espinas en el alma, y te alborota todos los recuerdos…cada caja que llenas, es un pedazo de ti que se queda en ella, material y emocionalmente hablando; encuentras una pequeñísima satisfacción en lo que regalas, sientes que esa persona elegida para ello, lo valorará tanto como tú y que a través de ese “algo” te recordara… cada caja es bendecida con las lágrimas de tu dolor, es un acto de desprendimiento, que solo encuentra consuelo pensando que si te mueres mañana igual ahí se queda…

Nacimos desnudos, y regresamos igual…, y a esta edad, tomamos más conciencia de ello,  debemos aligerar la carga, es cierto!! y cómo cuesta aprenderlo.

Difícil es aquello que no puedes dejar…, pero entonces te planteas que cuando ya en tu tierra no puedes respirar es hora de dejarla sin mirar atrás. 

Será que ya empecé mi proceso? Ese, que desde mi interior grita y pide una fecha que temo marcar, y que disfrazo con frases, relatos y versos, y a veces, hasta  con profundos silencios? 

*****

02/03/2017

LOS QUE SE VAN, LOS QUE SE QUEDAN

No es fácil para el que se va…, porque el alma se le queda y pasa mucho tiempo sin regresar  a él, se desprende de su esencia patria, de sus afectos, no solo de los sabores, los sonidos  y los aromas de su tierra.

Tampoco para el que se queda…, sometido al desprecio de sus gobernantes, a la descomposición moral y social que envuelve todo el ámbito del día a día, al atraso, al empobrecimiento acelerado a pesar de tener capacidades y poner empeño, sometido al miedo de perder la vida en cualquier momento. 

No hay una balanza que pueda sopesar lo que se gana y lo que se pierde, lo que te quita o te da…tanto para el que se va o para el que se queda;  no hay una vara que pueda medir la tragedia que se vive en las orillas contrapuestas de un río de tristezas que nos separa, en una orilla se quedan unos,  y a la otra se marchan otros;  en el medio de las dos orillas  el dolor corre como torrente de aguas turbias, revueltas, a veces teñidas de rojo por la sangre que se derrama por tanta injusticia; el país se nos derrama, se encharca, se llena de lodo, que lo sepulta, que lo socava, ante miradas atónitas, algunas todavía incrédulas, otras, ya muy pocas, con algo  de esperanza.

Lamentablemente nos tocó vivir  el ciclo de la desesperanza que provoca la tiranía, del abandono y la desidia, del partir, de las despedidas, de la pérdida, del desarraigo, de la soledad,…, Tiempos difíciles que algunos  pueblos ya vivieron, y que otros también vivirán, porque así somos los humanos, no aprendemos de aquellos que ya transitaron por esa senda de dolor.

*****

Abril 2017

DE NUEVO EN ABRIL…

El rey esta desnudo 

y solo en su silla, 

el poder que ostenta 

protege su cobardía.

Los gordos cortesanos 

le rinden pleitesía,

bien sabe él 

que son hienas 

regodeadas en su hipocresía, 

son solo fieles 

al que vilmente les sonría…

El rey está desnudo, 

la soledad lo avecina, 

pone en evidencia 

su infame felonía, 

y va contra el pueblo

con total alevosía. 

El rey siente miedo 

el hambre y la miseria 

despojaron al pueblo

del temor y la apatía,

gritando a los 4 vientos

ABAJO LAS CADENAS 

de la sangrienta tiranía!

*****

24-04-17

Así es Venezuela

la de la alegría y el  color, 

no la triste y agobiada

por un cruel dictador.

Volverás a ser la estrella 

que brille con gran fulgor,

al norte del sur mágico

con exuberante pasión. 

Puerto seguro

para el que quiera quedarse 

y  vivir con el alma 

hecha hermosa canción.

Día del Plantón nacional

*****

Mayo 2017

MI RESISTENCIA ACTIVA

Seamos consecuentes con lo que pregonamos y lo que hacemos, Venezuela nos necesita a TODOS, si no actuamos de acuerdo al momento histórico que transitamos perderemos el país y con él, las libertades económicas, sociales y culturales! Perderemos todo si en este momento no nos comprometemos! 

Me limito a comprar lo necesario (comida y medicinas), estos artículos están exentos de IVA y por tanto no le genera recursos al estado para masacrarnos, o reprimirnos. No compro nada que tenga IVA, no voy al cine, o al restaurant, o al club… además, con qué cara me divierto mientras hay padres que lloran sus hijos caídos, sus hijos presos, o malheridos? Cómo puedo? 

Si no podemos marchar porque tenemos limitaciones físicas o sentimos miedo, colaboremos con alimentos, agua, recursos. Dejemos los espacios comerciales y/o de diversión vacíos, ya vendrán tiempos mejores donde viviremos en libertad, sin miedos, donde recuperaremos lo perdido, lo sacrificado hoy!!!

Seguimos siendo venezolanos: echados pa´lante. emprendedores, alegres, vivaces, capaces, entusiastas, solidarios, colaboradores, preparados, nada de eso nos lo podrán quitar, son nuestros valores, nuestras verdaderas riquezas. Todo lo demás es pasajero, viene y va, pero nuestro ESPIRITU JAMAS!!!! y ese es el que debemos sacar en este instante. «Si perdemos el país, perderemos todo», cuánta verdad en esa expresión…sería como morir, pero peor aún… porque cuando mueres todo lo material queda aquí, ya no lo necesitas más, pero morir en vida, que es lo que quiere la tiranía, es vivir en el infierno, porque habras perdido todo y ya no podrás hacer nada.

HA LLEGADO EL  MOMENTO!!!! nuestra última oportunidad.

Señores comerciantes, empresarios, sindicatos, un sacrificio les exige el pueblo de Venezuela para conquistar la libertad.

Es la hora de dejar las hipocresías, las medias tintas, los dobles discursos…

Si no luchamos todos LO PERDEREMOS TODO!!!

Así aplico mi art.350

*****

08/05/2017

VOLAR CON LIBERTAD Y ANHELO

No hay manera de vivir la cotidianidad en un país donde hay tanto dolor, injusticia y rabia acumulada, donde las calles parecen las de un pueblo fantasma, donde el paisaje es gris, donde los comercios apenas subsisten ante tanto desequilibrio, donde la anarquía priva y las normas de convivencia se van haciendo a un lado para poder sobrevivir…

No hay un sueño tranquilo por tanta incertidumbre y tanta tristeza, solo piensas en esos padres que perdieron a sus hijos y el corazón se arruga hasta doler…

Me cuesta sonreír por estos tiempos, trato de hacerlo pero casi que sale una mueca, cuesta ser amable con los que extrañamente siendo cercanos se muestran tan lejanos; cuesta porque son más las preocupaciones que las alegrías o satisfacciones, siento que mi piso se resquebraja, ese que construí con esfuerzo, sacrificios, dedicación, ética, amor, entrega apasionada, y justo eso es lo que no encuentro hoy día…

Quiero tener esperanza en este nuevo transito que nos toca, quiero creer que tanto dolor valdrá la pena, necesito aferrarme a ese anhelo para poder seguir! 

Quiero volar sin miedo

por los azules cielos,

quiero sentirme libre

volando alto y alegre,

y regresar al nido sin miedo.

Quiero sentir de nuevo

las risas y el revoloteo

de los pichones que de mi vinieron,

quiero que hagan nido

bajo el mismo cielo en que nacieron,

no quiero que huyan 

por temor y desconsuelo.

Quiero poder asomarme 

y con libertad elegir mi plan de vuelo,

regresar con las ansias resueltas

y nuevos anhelos,

cantando con  libertad a los 4 vientos.

*****

Junio 2017

ALMAS BLANCAS

Almas que apenas floreciendo

al cielo con sorpresa se van…,

almas con ansias y anhelos

sacrificaron  su vida

para un país emancipar.

Almas blancas que al cielo llegan

llamadas a temprana edad,

han tenido la misión suprema

de que  la tiranía con ellas 

muestre su ferocidad

Un mensaje de esperanza

escribió el cielo

con   infinita gracia y bondad,

en aquellos  labios del  ángel caído

en nombre de la soñada libertad,

con su   sonrisa y misericordiosa mirada

nos anunció que la liberación

de la patria está ya por llegar.

*****

Julio 2017

CENTINELAS DE LA PAZ


Qué tristeza me invade

como un rio que se desborda?, 

qué rabia emana de mi corazón

como lava de volcán en erupción?,

qué impotencia me abraza

como tentáculos para detenerme?,

qué espesas tinieblas me ciegan

para que no encuentre el camino?,

qué silencio se traga mis palabras

como remolino profundo en el mar?.

Es la semilla de la desesperanza

que la tiranía quiere sembrar 

en la fragilidad de mi alma,

y el azul del cielo me avisa 

advirtiéndome de su inefable trampa.

Oh Dios cómo no escuchar

las negras botas de la maldad 

que con rimbombancia asquerosa 

avanzan con extrema crueldad?

Invístenos del valor necesario

para alcanzar la libertad anhelada

y cuida a nuestros soldados 

de franela con escudos y sin armas.

Haznos centinelas de la justicia 

para avisar del peligro a los guerreros 

cuando éste quiera avanzar,

eleva nuestra voz con resonantes ecos

para que el mundo escuche

que luchamos por la ansiada libertad.

*****

05/07/2017

Así están las calles de mi ciudad…, en las mañanas transitamos en medio de los escombros,  piedras, basura, son evidencia de la lucha de la tarde-noche de ayer, las comunidades en cada esquina manifiestan su descontento y las ansias de libertad, con miedo, claro que si!!! 

DAVID CONTRA GOLIAT

Las armas las tiene el tirano y sus secuaces, los reos de la cárcel  que sueltan en la noche para amedrentarnos, la GNB y la PNB, que hoy son asesinos con uniforme y que masacran nuestra juventud! De este otro lado solo hay piedras y palos, escudos improvisados y dibujados con símbolos de libertad. 

Cómo podemos llamar esta lucha desigual, este miedo, esta incertidumbre continuada, esta inflación sin límite, esta escasez desesperante, esta quiebra sostenida de empresas, esta pérdida de puestos de trabajo, esta miseria que nos traga?

Estoy muerta de miedo, llena de tristeza por los que han caído, por los heridos, por los que han detenido y torturan, por los que están desesperados, por los que cerca de mi ya pasan hambre… vivo con el nudo en la garganta y las ganas inmensas de llorar, que a veces hasta me despiertan en medio de la noche.

Agarro mi rosario y rezo, para encontrar alivio, hago inventario de mis afectos para no desmayar en esta soledad obligada que a veces me ahoga, escribo poemas para no perder mi esencia, guardo mis abrazos para regalarlos en un mejor momento…

Somos un pueblo en rebeldía que se enfrenta a la tiranía, somos David contra Goliat! Llevamos ya tres meses de resistencia civil, nuestros muertos son más de 100 y aún tienen nombre, nuestros presos políticos también, los heridos son muchos ya…

*****

Septiembre 2017

CON EL ANIMO EN UN SUBE Y BAJA

Nada es fácil por estos lares, ni de hacer ni de sobrellevar; hay días que el ánimo se te escapa y el desgano te atrapa.

Los posibles se hacen imposibles a pesar de tu insistencia, de tu perseverancia, de tu querer hacer, y es que pretenden expropiarte hasta las ganas.

Mi ánimo pasa de alto a bajo como en un sube y baja, es difícil nivelarse, incluso casi siempre es a la baja como si tuviera un imán en los pies.

Hay días en que me dejo caer para tener la excusa de ir al baúl de los recuerdos para sentir, al cielo de los sueños para vibrar, al encuentro del amanecer para buscar la esperanza que quiere irse de mí.

Hoy viendo ese jarrón de Valle grande, tu recuerdo papa y aquel viaje a Mérida me abrazó , me hizo cerrar los ojos para sentir tu risa caminando aquel sendero que adornaban los picos nevados…para percibir tu protección y tu fuerza, tu ánimo y el valor que me dabas para seguir.

*****

29/06/2017

SUEÑOS DE CARRUSEL

Ayer, esa mujer que tengo la fortuna sea mi Madre, me contaba  sobre una mañana en la Galicia de su infancia en la  que granizó, contaba de cómo los había sorprendido en la Plaza de su pequeño pueblo, a su hermana, su primo y a ella;  de como corrían buscando un techo donde resguardarse de aquellas piedritas de hielo que caían con fuerza desde el cielo. Del frío que sentían que los hacia titiritar,  de aquellos cuchillazos de dolor en las manos que no podían ser cubiertas con guantes sino por  trapos más envueltos.  Me contaba que no estaba jugando en la plaza, como podría yo suponer como cualquier otro niño, no, estaban allí porque pedían limosna.  Eran tiempos de miseria, de guerras continuadas, propias y ajenas, de devastación y tristeza…Las manos mal envueltas, extendidas hacia la generosidad ajena, esperando una limosna, a veces entregada con repugnancia e indolencia, otras con caridad y tristeza…

Cierro mis ojos, y trato de verla, con su carita de timidez extrema, la trasformo en niña y visualizo su inocencia, su miedo, su  indefensa y frágil naturaleza, y siento que mi corazón con dolor  profundo se agita en mi pecho, tomando conciencia de que esa mujer que me ha dado todo, desde mi ser, hasta mi esencia,  a pesar de  una infancia de tantas carencias,  no perdió la calidez de su alma, convirtiéndose en un ser desprendido, caritativo, justo, esplendido, que entrega su amor sirviendo porque las caricias le son ajenas, que manifiesta gran sabiduría sin títulos ni grados de sapiencia.  Que no olvida su origen, pero para que la humildad jamás se vaya de su alma y el resentimiento no haga presencia. 

Me enseñó, que la vida da vueltas,  que hoy estás arriba y mañana, sin avisarte,  puede que la miseria toque tu puerta, y que en ese momento recogerás la  caridad que con amor sembraste, los amigos que con sinceridad regaste y a tu lado permanecerá sólo lo inmaterial que atesoraste. Me enseñó, a conmoverme con el dolor ajeno, a creer, a confiar, a dar sin esperar, a amar con todo, defectos y virtudes, a aceptar la realidad aunque no me guste, a convivir con ella y esperar siempre que todo pasa, y que siempre habrá un mañana. A ser fuerte, perseverante, insistente, a no flaquear ante pequeñeces, y enfrentar los problemas de frente. A asumir con amor las tareas diarias, y a conformarme con lo que tengo cuando no se puede esperar más. También me enseño que si estudiaba, el conocimiento sería mi mayor tesoro, algo que nadie me podría arrebatar, que el estudio me abriría puertas y alejaría mis miedos.

Me pregunto qué significa éste antes y éste ahora, esos recuerdos y las  vivencias del presente.  Mi Madre nació en tiempos de guerra, hoy día, ella de nuevo y yo ahora, vivimos tiempos de  tiranía.

Mi país transita tiempos de miseria, todo lo que ella me enseñó y me dio, me permite afrontarla con entereza, con esperanza, con ingenio, con valor. En cada niño que veo con la mano extendida, la veo a ella! cada niño que me pide un pedazo de pan me recuerda su hambre y su tristeza, y solo siento un nudo en la garganta que duele y los ojos que no aguantan las lágrimas. La impotencia se apodera de mí, la desesperanza también quiere…


Entonces cierro los ojos y sueño…veo  una plaza llena de niños con  globos multicolores, carritos de helados con el tilín de sus campanas adornando el aire que me envuelve, palomas que revolotean entre sus pequeños pasos, recogiendo las migas del dulce que su alegría va derramando…, veo un carrusel hermosamente decorado con caballitos encopetados que alegres esperan a sus pequeños invitados, y quizás a algunos enamorados que vuelven a soñar.

Escucho el agua de la fuente…escucho el canto de los pájaros, y allá, en aquel viejo mástil, testigo de tanto,  veo  mi bandera también jugando con los vientos libertarios. 

Sueño que me despierto y estoy en ese carrusel riéndome con mamá a mi lado.


*****

Noviembre 2017

INERCIA inducida


INERCIA inducida…casi que inoculada, alimentada con la tristeza que se acumula en la despensa del alma. Las horas pasan por estos días, y no sé si van lentas o de prisa, porque los días se descuentan muy rápido en ese espacio de tiempo que me queda abonado; las horas, sin embargo, desocupadas ahora de agitación, del quehacer productivo, de silencio humano y tecnológico, se descuentan lentas, y repletas de sentimientos  de culpa, de soledad, de nada, de cuestionamientos.

Me siento inmersa en un espacio atemporal, una especie de limbo, una burbuja que me envuelve;  la costumbre acumulada por tantos años  hace que aún me despierte a la misma hora, madrugadora siempre!, que  me prepare para el cumplimiento de un horario que ya no existe, es como si la planta alta de mi casa no se percatara del cambio de la planta baja…Ya no hay desayunos agitados por falta de tiempo, ni hijos que apurar, no hay salidas aceleradas  en el carro y llegadas abruptas a algún lugar. Hay puertas cerradas que solo se abren para limpiar de cuando en cuando, camas siempre hechas que esperan la deseada visita. Mi lugar de trabajo silencioso, sin mi playlist sonando, lleno de escritorios vacíos, sin carpetas acumuladas de pendientes sobre ellos, teléfonos que parecen que han sido censurados, solo hay una computadora encendida donde ahora ya poco calculo, analizo y redacto, ahora solo escribo cosas que siento,  algo más de poesía, un recetario que no se termina y un libro que apenas empieza…pareciera que cambio de ocupación llevada por las circunstancias y claro está, me siento un poco perdida,  y es que yo soy arquitecto y emprendedora, la que ama los números y la cocina, que le da valor monetario a los deseos de tener una casa, un carro, cosas, formar una empresa y al crecimiento de otras, que define garantías para aquellos que ayudan a otros a conseguir sus sueños, que a veces dibuja los sueños de otros y los decoro; soy de esas que le gusta diseñar, redefinir productos para halagar paladares. 

Las circunstancias obligan a cerrar puertas, como dicen por ahí, a bajar la santa maría de cierta manera, a minimizarte para resistir el embate; el equipo  que con dedicación formaste  y del que te sentías orgulloso se  marcha en búsqueda de nuevas oportunidades para ellos y sus familias y por más que quieras seguir activo, se hace una misión casi imposible dada la inestabilidad del mercado, la recesión, la escasez, la falta de materia prima y lo peor de todo la indecencia que va ocupando todos los espacios, laborales y personales, como un monstruo que se agiganta y va dejando una estela de podredumbre. Transitas por las calles y la anarquía urbana te abraza, no hay respeto ni siquiera por las mínimas normas de convivencia y tránsito; hoy, por mis calles circula la rabia, el desespero y una dolorosa miseria… 

Nos han inoculado, lentamente, como para que  no nos causara dolor, la inercia; nos han vacunado con una triple formula contra el progreso, las ganas y la esperanza; para calmar la angustia que nos sobreviene, nos dan dosis de dadivas; fumigan para exterminar la clase pensante, y a los que aún quedan, los  paralizan  con férulas represivas. Por momentos te sientes, impotente, sin argumentos para seguir, sin excusas para esperar ya nada bueno, incluso, y con dolor lo digo, me dejan ya sin compromiso con mi patria, solo me queda la sensación de ser malquerida y que para poder respirar, también debiera volar y buscar nuevos aires para desplegar mis alas y libremente elegir mi rumbo, para posarme donde quiera y observar el horizonte para encontrar mis sueños.

*****

Noviembre 2017

LA SOLEMNIDAD DE LAS INSTITUCIONES

Un país que preserva la solemnidad y majestuosidad de sus espacios, preserva la idiosincrasia y la unión de sus ciudadanos.

Mi recorrido ayer por el Capitolio del estado de Texas, me lleno de admiración y me ratificó el por qué Estados Unidos es una gran nación! 

De inmediato me transporte a aquel tiempo en el que el viaje de grado de bachiller no era a una isla para bailar y desatar tus deseos reprimidos; el viaje era, además de compartir alegrías y paisajes nuevos con tus compañeros de siempre, visitar los símbolos y los monumentos de tu patria, los lugares emblemáticos de la Capital, Caracas, de la cual nos sentíamos orgullosos, conocer la primera ciudad de Latinoamérica en aquel entonces, cuando llevábamos el rumbo hacia el primer mundo.

Ayer recordé la grandeza y el orgullo que sentí cuando visite la Sede del Congreso de Venezuela, con sus dos cámaras: senadores y diputados, sus jardines realzados con esbeltos chaguaramos, la hermosa fuente, la imponente cúpula dorada adornada con el tricolor de nuestra alma, sus grandes corredores de columnas con capiteles dorados. Entrar y recorrer sus espacios era envestirse de solemnidad, orgullo, respeto, sobriedad, ciudadanía… te sentías inmensamente VENEZOLANO. 

A dónde se fue aquello? En qué lugar lo han convertido? Qué hicieron con nuestros símbolos, con nuestros iconos?

El país necesita recuperar la sobriedad de sus espacios, la solemnidad de sus instituciones, el significado de sus símbolos patrios, el orgullo de sus ciudadanos, la inmensidad de nuestra idiosincrasia, necesitamos recuperarnos y reencontrarnos como venezolanos, y reseñar este trágico momento en nuestra historia como el gran error que nunca más debemos cometer de nuevo.

*****

Diciembre 2017

NAVIDAD CUESTA ARRIBA…

Hoy es 3 de diciembre, ha llegado el mes más hermoso del año, así decíamos en otros tiempos que parecen ahora tan lejanos; ha llegado diciembre, sí, porque el tiempo es indetenible, los días trascurren con prisa y ahora con espanto, diríamos que inflacionariamente. Ha llegado diciembre y ya no es verde, rojo y blanco, no huele a pinos, ni a manzana con canela, no se escucha el jo jo jo, no sabe a ponche crema, ni nos reúne en torno a las hojas de hallacas, guisos y pabilo que alborotan la mesa. 

El arbolito se asoma triste y casi que con vergüenza, pensativo se ha quedado al pie de la escalera, va retrasado, debió estar en su lugar de siempre antes de la feria, pero llega tarde a esta cita, esta inerme, sin ese gran significado que tiene desde que era niña, esta  como si en el closet siguiera; apagado, sin adornos, sin canto…  Te animan los niños de la casa en su inocencia cuando preguntan cuándo lo vas a poner en su lugar y la abuela que también se alegra; pero cada bambalina te pesa como piedra, y las luces titilan con nublada tristeza, a través de tus ojos que se cargan de lágrimas por dolorosas ausencias. Los hijos que se han marchado en busca  de oportunidades que el país les niega, los que se han ido al cielo en nombre de la libertad que se anhela, los que se encuentran presos entre barrotes de tiranía y gran vileza, los que mueren de hambre porque la miseria arrecia, los que su alma se muere por demasiada tristeza. Las casas vacías con habitaciones que se cierran, paredes que se desconchan de desolación y pena; la casa pesa mil toneladas de desánimo incitado, nos tragan la alegría de las fiestas, solo hay dolor por estas calles de Venezuela. 

Te cuestionas el adornar con velas, guirnaldas y hermosas telas, quieres esconderlo todo por los que ya cerca de ti sufren tristezas…

Son tiempos de restricciones, de pérdidas laborales, comerciales, empresariales, diciembre ha llegado en tiempos de economía de guerra, de cuidar lo poco que queda, de administrar con extrema conciencia, de compartir con aquellos que ya nada les queda.

Nos tragan la vida, nos quitan la alegría, quieren arrebatarnos el último suspiro de esperanza que nos queda, nuestro corazón late, y el ritmo de las gaitas va acompasado de melancolías, añoranzas y tristeza, de recuerdos de otros tiempos donde la llegada de este mes significaba alegría, compartir, regalar, reír, brindar ponche crema, servir una hallaca a todo el que llegaba al hogar adornado con tradición, esperanza y entrega. 

Esta Navidad será diferente, la viviremos desde nuestro corazón, allí la maldad no puede entrar, no nos quitaran esa esperanza que aún nos queda, la caridad y la bondad serán nuestras guirnaldas, nuestros adornos navideños;  la viviremos intensamente, eso si que es seguro, porque tenemos movidas todas las fibras de nuestro ser, el sufrimiento ajeno conmueve tanto que duele y solo podemos aliviarlo entregando lo mejor de nosotros…

Es una prueba, un aprendizaje, Dios con nosotros! 

*****

Diciembre 2017

TIEMPOS DE DOLOR, SEQUIA Y AMOR

Es la mañana de un sábado de diciembre triste, temprano llego a mi puerta un jardinero que desde que vivo en esta casa siempre veía en la cuadra, llegaba en su bicicleta alegre y dispuesto a trabajar, recibiendo a cambio su paga justa con la que podía sostener a su familia honradamente. Su bicicleta siempre dispuesta a llevarlo, con cauchos perfectos y cadena brillante…Hoy, mas delgado,  me pidió trabajo a cambio de algo de comida, ´´un paquete arroz o pasta señora, le recojo las hojas, lo que sea por algo de comida…´´ enseguida me llegaron las lágrimas, el corazón se apretó en mi pecho y mis pensamientos se nublaron de tristeza. 

El dolor llegaba temprano a mi puerta.

En otros tiempos, ese jardinero tendría la sonrisa desbordada y sus bolsillos repletos de generosos aguinaldos en efectivo, y hasta quizás una cesta navideña de parte del rico de la cuadra…

Todo ha cambiado por arte de maleficio, por culpa de la indecencia de la cúpula que gobierna, la destrucción sostenida y continuada nos adornó la vida de miseria humana, material y social.

La decadencia provocada quiere acabar con todo lo conocido por los venezolanos.

Antes de esta debacle, Diciembre llegaba con alegría,  la agitación te ocupaba las horas, entre compras, preparación de reuniones y festejos, de alegres compartir en la oficina, de la magia del amigo secreto que te dejaba una sorpresa sobre el escritorio o en manos de alguna secretaria de algún piso de la torre para despistarte; se pasaban los días volando, no alcanzaban las horas para tantas actividades; las contratistas te dejaban obsequios de agradecimiento, la empresa los aguinaldos. Estaba el tiempo del regocijo, de la solidaridad, del regalo para los niños en el hospital, en la iglesia para los pobres, el niño Dios renacía en tu corazón, lo renovaba de bondad, de alegría, de esperanza, de solidaridad…eran tiempos en los que flotabas y respirabas  la Navidad. Estaba el día del Espíritu de la Navidad, el día de Noche buena y la alegría de los niños con la llegada de los regalos de San Nicolás o del Niño Jesús, el intercambio de regalos que te hacia rebanar la cabeza buscando el mejor obsequio para ese que te toco en secreto, la Noche vieja para despedir el año cargada de recuerdos, nostalgias y propósitos nuevos…Era el tiempo de colocar flores y velas por doquier, de ramas de pino e incienso, tiempos de ponche crema, hallacas y pan de jamón, de la tan esperada torta de navidad con ese macerado de frutas que venía de antes, acumulado, añejado, con agregados nuevos año tras año; ese olor que salía de las cocinas de todas las casas de cualquier estrato social…si, porque antes, todos celebrábamos el tiempo decembrino con gozo, con entusiasmo, a golpe de tambor y furruco, de aguinaldos y villancicos. Tiempos en que todos estrenaban algo el 24 y el 31, obreros, trabajador humilde, del campo o la ciudad, profesionales y los que tenían más, todos celebrábamos a nuestra medida, y en diciembre, los límites entre  clases sociales desaparecían por arte de magia.

Ahora es diferente, en estos tiempos el mes llega adornado más de dolor que de bambalinas, las luces que adornan nuestra vida es la avivada llama de la solidaridad, del compartir, del dar sin esperar nada, los aromas de la cocina son menos intensos y abundantes pero se saborean más y te dan más plenitud, casi que no puedes ir de tiendas, solo para lo más necesario, pero vas de compras que pagas con amor a tus closets y tus gavetas, escoges con bondad y desprendimiento para obsequiar al que llega a tu puerta, o al de la mesa de misericordia y  amor donde participas, o en aquel hospital donde esperan por algo que necesitan. 

Mi oficina está vacía, se han marchado mis compañeras de más de 20 años a otras latitudes en busca de oportunidades, ha sido un golpe; este ano no jugaremos al amigo secreto ni tendremos el desayuno de navidad en la terraza; mi casa está vacía, mis hijos también se han marchado, los extraño demasiado y cada guirnalda, bambalina del árbol me recuerdan sus risas, sus tiempos de crecimiento, los regalos que colocaba sobre el tapapiés hermosamente envueltos, me recuerda la mañana del 25 en pijamas abriendo regalos y sus caritas de eufórica sorpresa; este año será una llamada por skype o facetime, si la conexión nos deja, lo más cerca que los veré, aunque en mi corazón están vivos, presentes…

Sin duda una Navidad diferente, donde los sentimientos están a flor de piel, adornada de dolor por los que sufren, hambrienta y triste, difícil de procesar, solo la Fe y la Oración te sostienen, solo la bondad te da paz, el silencio es un bálsamo, tu casa es el oasis y  tu familia y  amigos el mayor tesoro. 

Este Diciembre no nos alcanzaran las lágrimas y el nudo en la garganta seguramente será más frecuente, el disfrute será más sobrio e íntimo, las gaitas sonaran discretas, viviremos con mayor intensidad la navidad y  nuestro espíritu saldrá fortalecido.


*****

Desanimo que me lanzas

a las fauces de la nada

tragándome completa

hasta dejarme sin ganas.

A donde me llevas

con prisa y sin pausa,

a donde me dejas 

vacía y abandonada.

*****

Enero 2018

ENTUSIASMO

Entusiasmo, que palabra! 

Cuántas implicaciones tiene, además de sentimiento, actitud, deseos, sueños, optimismo, animo, disposición…La llegada del año nuevo la pone en primera fila, en boca de todos, en los latidos de nuestro corazón; se transforma en ganas renovadas como si de una nueva oportunidad se tratara, en casi un borrón y cuenta nueva para algunos, en un reimpulso para otros, en una decisión de cambiar de vida para los mas osados, incluso de lugar.

Si por un segundo nos dejamos de lado el país en el que vivimos, significa abrirnos a nuevas oportunidades, o lograr consolidaciones; sin embargo, no podemos olvidarnos de lo que pasa en nuestro entorno inmediato, en nuestra Venezuela querida, y entonces, este sentimiento de ENTUSIASMO, se viene cargado de muchas más cosas, algunas contradictorias, que como el ángel bueno y el ángel malo, de cada lado te dice, si y no simultáneamente, tu espíritu apasionado se impregna de esa alegría que conlleva su significado, sientes ganas hasta de renovarte físicamente, la mente comienza a volar y desplegar proyectos, pero la realidad y el entorno que te rodea trata de apagarte como si de un fuego destructivo se tratara. Así que nuestro Entusiasmo viene este nuevo año acompañado, casi que escoltado por el RETO, la FE y la ESPERANZA para que no se nos escape, para que no se nos apague. Tenemos que sacar las ganas casi que como si estuvieran en el centro de la tierra, erguir la cabeza con esfuerzo, levantar la mirada al horizonte aunque las lágrimas se nieguen, proyectar la ruta casi a tientas y disponernos a avanzar con valor.

Particularmente, tengo demasiadas cosas en mi cabeza, demasiados sentimientos a flor de piel, las lágrimas siempre queriendo abordarme, y el desánimo queriendo tragarme…horneo un pastel para buscar pretextos de abrazos y risas en torno a una taza de café, me sumerjo en los closets y las gavetas con la excusa  de poner orden en una casa casi vacía para sentirme más ligera; escribo, a veces palabras tristes, de amor o de alegría, escucho música, leo una novela romántica con final feliz, me aferro a la oración e incluso, por momentos me aíslo del dolor que transita por  estas calles y me refugio en el canto de un pájaro que visita mi terraza, o en las alas de la mariposa que sutil se posa en las flores de mi jardín, …es  mi armadura por estos dias, que parece frágil, quizás efímera, pero con ella me defiendo del ataque despiadado de los que quieren anularme, de lo que no puedo cambiar pero tampoco puedo aceptar, con la que lucho contra el desaliento, la apatía, la inercia inducida. 

He decidido con entusiasmo que hay que volar, que debo elevar mi espíritu, desplegar las alas de mi alma, y  recalcular el rumbo si tengo que buscar un nuevo horizonte, pero debo sobreponerme, mantener viva la llama del frenesí.

Cuantas historias capturadas, escenas de amor y felicidad, seguramente; puedo imaginar la mirada detrás de ese lente buscando escenas, instantes de magia y luz, eternizando lugares, personas, festejos, despedidas, viajes, familias, siempre…, expresión de un pasado que a veces luce tan lejano. Imagino las manos que te accionaban allá por los años 50, cuantas fotos del álbum familiar evidencia de aquella hermosa época se atesoran, testigos silenciosos de aquellos tiempos, de nuestros orígenes.

*****

14 02 2018

LA ALGARABIA TAMBIEN HIZO LAS MALETAS

No me gusta viajar en días feriados, especialmente en carnaval y semana santa, siempre evite estas fechas prefiriendo quedarme en casa disfrutando de la familia, preparando comidas deliciosas, quedarme en pijama y ver películas hasta las tantas, terminar de leer aquel libro, etc. Los destinos preferidos en esas fechas por los maracuchos eran la Puerta, la Mesa, Mérida y las playas de Falcón; yo me aventuraba en feriados bancarios o fines de semana ordinarios; evitaba el  bululú de esos días en aquellos sitios, que colapsaban con tantos visitantes, donde el escandalo maracucho ocupaba las calles, las plazas, las blancas arenas de las playas, en donde la serenidad del falconiano y la parsimonia andina se veía sobrepasada por el agite marabino…,despectivamente decían “la invasión maracucha” y en aquellos tiempos de abundancia poco se apreciaba como nuestra visita generaba recursos extraordinarios que les permitían vivir en las temporadas bajas. Es cierto, que a veces, alguno se pasaba de maraca, pero generalmente, solo era la algarabía propia del disfrute de un paseo con familiares y amigos. 

Como todo ha cambiado, incluyendo mi vida, con los hijos lejos de casa y bajo perfil en el trabajo, con tiempo de sobra y aburrimiento acumulado, acepte una invitación contrariando  mis principios vacacionales de “no al bululú” y me fui para la Puerta con un maravilloso grupo de amigos. 

Me encanta viajar por carretera, ir de copiloto me permite disfrutar del paisaje, llevar la cámara fotográfica lista para capturar las sorpresas del camino, para disfrutar de un con leche, de una cachapa con queso y nata, de unas arepas rellenas con todo; de ir chucheando  el carro con chocolates y cocosettes, platanitos y papas fritas, pendiente de que la caravana no se separe, y en estos tiempos, más aun ante el peligro por la inseguridad que suponen algunos tramos, porque ya no es como antes, en que yo viajaba sola o con mis hijos en el carro, Venezuela ha cambiado…es totalmente insegura, y como no queremos que el miedo nos paralice, seguimos circulando a pesar de todo.

En este viaje, primera sorpresa, no había tráfico…, y es que claro, la depresión económica agobia, la falta de efectivo limita. 

Llegamos sin contratiempos a nuestra amada Puerta, el clima delicioso, el cielo azul, los montes verdes, las hortensias y geranios adornando los muros de piedra, el musgo de los pinos bailando suavemente, las acacias en flor contrastando, el olor de los Andes invadiendo todo…el Hotel Guadalupe como icono recibiéndonos y el campanario de la Iglesia adornando el paisaje. Adoro esa calle que sube, esa calle que baja, la plaza y sus vendedores ambulantes, las fresas con crema, los duraznos colgando en los tarantines…el caminito de la Puerta, del Hotel a la Plaza, transitado tantas veces, de niña corriendo, de joven enamorada y ahora casi sin aliento en las subidas jajajaja y rodando en las bajadas. Hoy toda esta belleza luce solitaria, con locales cerrados, calles despejadas, sin bochinche, sin jóvenes en la plaza, las ventas de artesanía vacías, hasta yo deje de visitarlas, para que acumular más, si de pronto tengo que dejarlas, porque ya no hay espacio en las maletas para tantos recuerdos…

Todo se ve diferente, mis ojos tamizaban la luz de los Andes, miraba el paisaje con nostalgia, agradecida porque aun puedo disfrutarlo quien sabe hasta cuándo, tengo amigos que ya no porque se han ido, y es que  la crisis nos desplaza, nos obliga a marcharnos. Miraba a los lugareños y sentía su preocupación, las ventas bajas, casi nulas, la inercia inducida también aquí llego…y como me duele, porque sé que la miseria se agiganta. 

Por qué nos pasa todo esto? Por qué no podemos liberarnos de esto que nos ahoga, que nos silencia, que nos borra la sonrisa de la cara y la esperanza del corazón? La miseria avanza con su oscuridad y su inmundicia, transforma las calles en tristeza y oscurana, las paredes sin color hablan de desidia, abandono, los comercios cerrados hablan de desempleo y la falta de efectivo deja colgado los duraznos y las fresas en los mesones, vaciando el optimismo de llevar algo a la mesa de las casas.

Miro el cielo azul, las altas montañas, los prados verdes, que seguirán allí, por ahora adornando este tiempo triste que nos toca vivir, pareciera que fueran ajenos a nuestra desgracia, que el país que contienen es un accidente en el tiempo que se traga esta generación, una época de plagas que se devoro el ánimo de un pueblo, que se tragó su grito, su alegría, sus ansias.

No sé cómo podremos como pueblo sonreír de nuevo, cuando sucederá ni como…, hay días que creo que el final está cerca, y otros, en que se ve demasiado lejos. Por lo pronto, los amigos y la familia son el gran refugio, los momentos del compartir, de la solidaridad, de la oración son el alimento del espíritu que nos sostiene. 

Quiero que la algarabía regrese, que la plaza este de nuevo repleta y que ríos de gente transiten calle arriba y calle abajo, que los enamorados se besen y los niños corran con globos y algodón de azúcar.

*****

A donde se van las lágrimas aguantadas que sin permiso te asaltan cuando te encuentras con el dolor ajeno?

A donde se acumulan las palabras aguantadas por el miedo?

A donde se van los suspiros de melancolía y recuerdos de aquellos tiempos?

A donde se me fue el aliento?

*****

20/03/2018

QUIERO

En estos tiempos quiero menos cosas,  pero si muchos más momentos, agradezco inmenso que aun  puedo y quiero soñar, crear y concretar, tener proyectos,  ejecutarlos, y es que las ideas no paran en mi cabeza, quizás me falte tiempo en esta vida, pero no pienso en ello para no detenerme.

Quiero seguir escribiendo poemas que para mí tienen mucho sentido, escribo sobre lo que siento, vivo y deseo, de los recuerdos, del amor y esas cosas, cada palabra escrita ilumina mi alma, hace latir  mi corazón con emoción; quiero terminar el recetario prometido que cada día se agiganta y debo ponerle “un hasta aquí” y deleitar a mi familia y amigos con los sabores inspirados; quiero escribir un libro que ya he empezado,  mitad imaginado mitad con lo vivido.

Quiero una nueva casa, en un nuevo lugar, quiero que tenga aunque sea una ventana que dé hacia el inmenso mar, que pueda colocar una mesa y escribir con solo mirar. Quiero un horno grande para el pasticho familiar y una mesa que se pueda desplegar, para los almuerzos del domingo con mis hijos y sus amores, con mis nietos, hermanos, sobrinos y mama. Quiero que tenga una habitación adicional para recibir a todos los que tendré lejos. Quiero que tenga una pequeña terraza para disfrutar del sol, las flores, colgar mi hamaca para leer y meditar, que este adornada con trinitarias de todos los colores, que las mariposas y los pájaros me visiten cada día para alimentar mi corazón. Que tenga un bello sendero que me lleve hasta el mar, que pueda caminarlo en las mañanas antes de irme a trabajar.

Quiero seguir trabajando en mi empresa, inventar e inventar, crear nuevos productos sin parar, hay demasiadas ideas que probar y ensayar.

Quiero poder viajar, paseos largos y cortos, en esa camioneta que siempre me quise comprar, quien quita, aun quizás tenga tiempo de poderlo lograr. Tomar un avión cada vez que me de la gana y atravesar el inmenso mar, al norte y al sur, el este y al oeste, visitando todos mis afectos, conociendo y aprendiendo más.

Mientras escribo escucho NOW IS THE START, cada vez que proyecto alegría, esa melodía se presenta aleatoriamente en mi playlist como una señal, así que pienso y siento que algo debe significar!!!!

Un nuevo sueño comienza, un nuevo camino se abre ante mí.

Ahora es mi tiempo de QUIERO hacer, seguir logrando y vivir, es mi tiempo para recibir.

*****

Abril 2018

LA VIDA DESPEINADA

Así anda nuestra vida… parece despelucada, despeinada dirían otros, algo incierta en estos tiempos,  en un país que se hace imposible de vivir, con un pie aquí y otro allá, queriendo estar y a la vez no, una vida sorpresiva y hasta improvisada, imposible de planificar, porque los tiempos que vivimos nos han transportado a Macondo… vivimos en un realismo mágico duro y puro, con escenas dantescas a la vuelta de la esquina, con el miedo arropándonos a cada paso, donde la incertidumbre es la regla, y a pesar de todo, aun así hacemos, salimos con una docena de santos a cuestas para que nos protejan y podamos regresar a casa vivos.

Hay demasiados enemigos juntos acechándonos: inseguridad, hiperinflación, escasez, indecencia, salvajismo, dictadura… generando en nuestro entorno: hambre, miseria, dolor, tristeza, depresión, soledad, inercia, distancia, muerte, desesperación. 

La Decencia es desplazada, orillada, negada. 

Cómo cuesta sonreír cuando ves a tu vecino que va perdiendo peso por la mala situación, cuando los del aseo revisan la basura de tu casa antes de echarla al camión, cuando una compañera de estudios se suicida porque ya no pudo más…, cuando ves a otro amigo o un familiar que está demasiado deprimido y se te acaban los argumentos para ayudarlo, cuando tu ciudad luce desierta en las horas pico, cuando en tu casa tienes ya demasiados cuartos vacíos pues preferiste poner tus hijos a salvo.  

Cómo sonreír a pesar de todo?  No es fácil, es casi  un reto por estos días. 

Para poder sobrevivir a esto que se llama Venezuela,  hay que refugiarse en las pequeñas cosas y en los momentos agradables, en ver el amanecer, esperar el atardecer, en las flores nuevas del jardín, en la mariposa o el pájaro que llama tu atención, en preparar un pastel, probar nuevas recetas, escribir, caminar, compartir un café con leche y un pan dulce con tus amigos, en ser solidarios con los tienen menos…; tenemos que encontrar la alegría y el deseo de seguir viviendo dentro de nosotros en estos tiempos de inmenso dolor…

Es un reto y sin duda un gran aprendizaje, doloroso sí, que nos hace y nos hará más fuertes, más nobles, mejores personas. 

Sonreír a pesar de todo, tratando de encontrar el deseo y la ilusión, son tiempos de reinventarnos, de girar y cambiar la forma de hacer las cosas, en el trabajo, en la cotidianidad, incluso cambiar de rumbo si es necesario;  porque  a pesar de todo, la vida es bella, con sus claros y oscuros, con sus imperfecciones, con sus sinsabores, así de despeinada como esa flor, que en su aparente caos es una belleza. 

Escribo estas líneas y recuerdo aquella canción que bailábamos mi hermano y yo cuando éramos pequeños, decía algo así como despeinada jajá jajá despeinada…, quiero estar despeinada por el viento en una larga caminata, sin preocuparme por quien viene detrás de mí. 

****

Abril 2018

DEVASTADA

Sinónimo de desierta, destruida, arruinada, abandonada, desolada, arrasada…, así luce mi ciudad, mi Maracaibo querida, hoy se parece más a  Macondo que a aquella ciudad por el sol amada, radiante y progresista, que  fue la primera en el país en tener electricidad y que hoy somos la ciudad más castigada con la ausencia de ella.  La causa, no es el fenómeno del niño, ni la niña, es por un proceso lento y sostenido llamado  revolución que llego a estas tierras para arrasarla, que llego preñada de resentimiento y odio de la mano de unos ciudadanos con el alma enferma, que se dedicaron a capitalizar lo peor, expertos en manipular, sembraron más miseria, la auparon, castigando a la clase media y obrera calificada hasta desaparecerla desplazándola, expulsándola, anulándola, rebajándola…Las universidades son el mejor ejemplo: aulas vacías de almas, de jóvenes, de profesores…que han huido de la vorágine destructiva, antes de que se los trague con sus fauces de maldad insaciable.

Las empresas se quedan sin sus empleados,  capacitados durante años y los dueños tienen que asumir las tareas, que antes delegaron porque la empresa progresaba, crecía; hoy con un proceso a la inversa, se minimiza, se queda sin empleados, sin materia prima, apaga motores, elimina líneas de producción,  con mantenimiento imposible de ejecutar  y una facturación de muchos bolívares pero menos unidades vendidas…la hiperinflación también llegó y es  la que ha terminado por devastar lo poco que quedaba.  No hay trabajo decente que pueda hacerle frente, la sensación de empobrecimiento acelerado es dolorosa, y la imposibilidad de resolver el  día a día es tan desesperante que ha comenzado a deprimir a más de uno, llegándonos muy cerca  a todos la terrible experiencia de saber de alguien cercano que no aguanto más, que se quedó sin argumentos para seguir luchando y tomo la decisión de suicidarse.

Los “revolucionarios pobres” que quedan, la ignorancia los protege, siempre vivieron en la miseria sin querer salir de ella, porque era más fácil que el gobierno de turno les resolviera  a tener que estudiar y trabajar, este gobierno de hoy lo hace muy bien!! En eso son excelentes, y es que claro, necesitan a la gente más pobre, más miserable, para dominarla, es más,  financian la reproducción diciéndoles que por cada muchacho que paran les darán esto y aquello (migajas pues) y ellos se lo creen.  Y cuando unes eso, con la falta de educación sexual, con la prostitución por pan, con la promiscuidad, y cero campañas profilácticas, cero condones en el mercado, etc…, el problema se multiplica por mil…

Los “malandros” los hay de dos niveles: los del poder/ enchufados y los de abajo (necesarios para acorralar a la decencia);  los mantienen con el buche lleno, los dejan ser y hacer, les dejan crear mercados paralelos, ficticios; el poder  les ayuda a creando distorsiones con controles, expropiaciones, escasez, persecución,  para que surjan exitosos: contrabandistas, bachaqueros, minadores, extorsionadores, cobradores de vacuna, ladrones, ladronzuelos, asesinos, etc. Ellos viven como peces en el agua y como reyes en el desastre, cerca puedes tener a algunos, se identifican fácilmente: sin educación, patanes, arreglan todo con un revolver, tienen tremenda camionetota  último modelo, hacen bonches a cada rato con la música a todo volumen, etc., son los únicos que  celebran sin tener motivo aparente, pero celebran sun bonanza mal habida, la facilidad para tenerla, se siente héroes y artistas en la materia.

Suena duro, pero es así, en este momento llevo ya 8 horas sin electricidad, tengo que apurarme en terminar, la batería de mi lapto se agota; tengo muchas más cosas que quiero decir para desahogarme, para que la impotencia no me aplaque, para que la desidia no me consuma, la inercia no me borre del mapa; escribo para no dejar de existir, resisto inventando y reinventándome, hago poesía y rezo para que mi alma no se entristezca, caridad para que mi corazón no se endurezca. Trato de encontrar la belleza, ya no en el paisaje urbano que hoy luce desolado, repleto  de basura, moscas y polvoriento, la busco en ese árbol que se resiste a morir y aun da flores, en los pájaros, en una iguana que se asoma desconcertada, en nuestra gente buena, en mis amigos, en mi familia.

Desde hace un mes han intensificado el plan “administración de cargas”, no es más que un vulgar y grotesco racionamiento eléctrico por ineficiencia, malversación, falta de pericia y experticia porque en este país la meritocracia fue desplazada por la chorocracia, falta de mantenimiento, de ampliación de la capacidad de generación eléctrica, etc.; ahora nos racionan tres horas dos veces, el turno de la madrugada es el peor… y algunos días, es cada tres por tres, quien puede planificar, ejecutar, crecer, hacer con esta incertidumbre en una ciudad de un clima inclemente donde las temperaturas alcanzan los 40 grados? Y no hablemos de la humedad por nuestro maravilloso lago, es que pareciera que se nos evapora hasta el alma.

Yo no puedo perdonarlos, no puedo tener clemencia para tal grado de devastación planificada y coordinada!

Ya nada es como fue, sobrevivir aquí nos prepara para un futuro mejor, no tengo duda, y la experiencia, aunque es muy traumática, dolorosa y para algunos ya imposible de vivirla, servirá para que nunca más vuelvan a gobernar los que destruyeron este hermoso país, que aun cuando tenía problemas, no eran de esta magnitud! porque aquí, el que quería progresaba moral y económicamente, bien trabajando o bien estudiando porque la educación también era gratuita y excelente.

Nuestros jóvenes han tenido que marcharse, y algunos de nosotros, que nacimos en la Venezuela que fue “Un País para querer” también no los planteamos, porque comienza a asfixiarnos, a dejarnos sin aliento, porque ya no esperamos que pase nada bueno y poderoso para que se logre el punto de inflexión y salgamos de esta desgracia que nos arropa. Hasta los que llegaron a este país en otrora, ahora también quieren marcharse, desgarrados porque de nuevo se sienten desterrados…

Cuánto dolor por estas calles… donde ahora solo florece el hambre, la maldad y el abandono convirtiéndose en un Macondo, polvoriento y desolado, donde todo es posible gracias al realismo mágico  de la revolución.

Pd. Esta vez fueron 10 largas horas y muy calurosas.

*****

Julio 2018

QUERIDO NIÑO NO TAN NIÑO

Querido joven que hurgas en la basura a ti quiero escribirte hoy, sentimientos encontrados me asaltan cuando pienso en ti y en todos aquellos nuestros hermanos que en su día a día se resuelven buscando en los deshechos de otros, cualquier cosa que les permita obtener algún recurso…buscas comida, buscas envases de plástico, de vidrio, etc. No imaginas el dolor que siento, la tristeza que me invade, la impotencia que me paraliza. Tratar de ofrecerte una ayuda, un granito de arena a tu inmensa necesidad, es solo un paliativo, un pañito tibio, que no te saca de la miseria…, poder ayudarte, también a mí ya se me hace cuesta arriba, porque mis argumentos económicos igualmente se agotan, la crisis “provocada” nos ha tragado a todos los de la clase media, obrera, técnica y más aun a los pobres. La decencia ha sido desplazada, el mérito anulado, los ahorros evaporados. Rezo por cada venezolano que hoy sufre tanta tragedia inducida, tanto dolor provocado, le pido a Dios nos ayude a resistir, nos de fortaleza, nos de ilusión y esperanza.

Hoy te escribo para decirte que yo no soy culpable de tu tragedia, que hoy al pedirte que por favor, mientras revisabas no rompieras las bolsas, no regaras la basura, no te agredía, no era mi indiferencia a tu infortunio la que te hablaba, tan solo pedía no agregar más desastre al caos que nos embarga; de inmediato trasladaste tu enojo, tu rabia,  hacia mí, reprochándome que yo si comía y vivía bien, que yo si tenía de todo y tú no tenías nada…quede atónita viendo a través de tus ojos el resentimiento acumulado, incluso temí que me golpearas con esa vara que batías en el aire haciendo  saltar mis alarmas, el miedo me invadió al instante y decidí pasar de largo de tu desgracia y ponerme a buen resguardo de la violencia retenida que se te carcome el alma.  Deje de inmediato de sentir empatía por ti, yo no soy culpable de tu tragedia, de tu vida, de tu destino…son otros, esos que han robado, que han dilapidado todo, que usándote como excusa y como argumento, han destruido todo, arruinando, expropiando, cerrando empresas, acabando con puestos de trabajo…son otros, los que han llenado las calles de basura, de moscas, de plagas, que te enferman a ti y a mí; son otros que se sienten como dioses reinando en la miseria, que te hacen doblegar el espíritu, que te hacen sentir, con falsos argumentos, que otros son los culpables de tu desgracia…no, querido niño no tan niño…yo no soy la culpable de que tus padres, quizás también demasiado jóvenes, sin expectativas ni ambición, decidieran quedarse a esperar dadivas y apoyar este magno desastre, a esperar que esos falsos profetas, le ofrecieran una bolsa de comida, una promesa de igualdad y bienestar, que no se puede otorgar por arte de magia, con una varita de hacer milagros. 


Solo espero y deseo con toda mi alma, que el resentimiento no te gane…, que en tu camino personas buenas te demuestren que ganas más si abandonas las trincheras del resentimiento y dejas que la esperanza impregne tu corazón, veras como comienza a cambiar todo, poco a poco; sí puedes lograrlo, se de personas tan pobres como tú que lo lograron…no apartes la oportunidad por enojo, no desestimes un consejo que puede ayudarte a mejorar como persona, no contribuyas al caos que tanto daño ya nos hace, no dejes que el pretexto de tu pobreza descomponga tu alma, envenene tu corazón, extiende tu mano con amor y recibirás más de lo que esperas, no escondas tu nobleza.

Tal pareciera que la pobreza se impregna de soberbia y violencia, tal pareciera que se confunden de enemigo y esa sensación aterra…, demasiado veneno inoculado!

*****

Agosto 2018

A 40 GRADOS DE ARRECHERA

La tristeza camina por las aceras de las calles casi vacías de personas y  vehículos, la basura sustituye hoy el espacio que ocupaban los neumáticos, la ciudad acostumbrada a un ritmo de progreso y algarabía parece sucumbir a la tragedia, parece que es halada con premura al pasado, negando su hermoso fulgor , más allá de sus centros comerciales que ya lucen solitarios, mas allá de sus hermosos edificios de ladrillos rojos, mas allá de sus avenidas iluminadas, de su hermoso puente, de su Basílica, más allá de sus campos petroleros, de sus iconos, le arrancan el confort, la belleza, la humanidad, es halada a la lejana tristeza, al atraso, a la miseria. Nuestra mirada nublada, llena del polvo de la aridez que nos arropa, el camino destilando fuego nos quema el alma, la brisa se marchó a otro lado y la sudor nos abraza destilando nuestras ganas…el sofoco nos traga y la arrechera contenida nos consume.

El sol que tanto ama a esta tierra,  parece que hoy le abrazara con saña, la humedad que del lago se escapa la empapa hasta sofocarla, la alegría del marabino se convierte en drama y rabia. Las plagas, naturales y políticas,  proliferan enfermándonos.  La oscuridad avanza como niebla densa, literalmente, apagando todo, nos dejan sin energía a propósito, es un plan orquestado de destrucción, de abandono: sin electricidad, sin aseo urbano, sin transporte público, sin gasolina, sin hospitales, sin medicinas…Los seres que la habitan huyen, las escuelas están quedando vacías, las aulas de las universidades, sin profesores y sin alumnos, las clínicas sin especialistas, la gente sin amigos, las familias se dispersan, se separan, se alejan…lo llaman diáspora.

Las acacias se quedan sin flores y los cujíes sin cuidados se transforman en figuras siniestras que asustan en medio de la noche, los jardines dan paso a la arena y el monte,  el aire enrarecido, el ambiente huele a algo, mezcla de miedo e indignación, que con el calor a  40 grados se transforma en arrechera profundamente silenciosa…La tristeza transita, la gente agobiada ya no habla, ya no canta, pero se calienta. Maracaibo agoniza, quieren arrodillarla, borrar su esplendor, envilecer a su gente, transformar su alegría, reducir su gentilicio a nada, a vacío, a fantasma, a algo que nunca paso…

“…Maracaibo marginada y sin un real…”

Mi Maracaibo querido, que te han hecho? Llegaron dos godzillas para terminar de hundirte, Mi China hermosa apiádate de tu pueblo amado, envía al rayo del Catatumbo fulminante, despiértanos Madre con un trueno del letargo inducido por el calor adormecedor que nos han inoculado, que del cielo llueva fuerza para dar la batalla  y podamos rescatar  la hermosa  aurora maracucha.

Chinita de Maracaibo, 

Chinita Virgen divina, 

Chinita de Maracaibo, 

Chinita Virgen divina

Virgen de Chiquinquirá 

que nos alumbras el camino…

RESCATA A TU PUEBLO, TRANSFORMA ESTE SENTIMIENTO EN FUERZA, GUIANOS MADRE SANTA HACIA LA LIBERACION!!!

Te lo suplico mi China bella.

*****

19-08-18

CIUDAD CALLADA

Qué triste suena, como puede una ciudad quedarse callada? Puede,  y puede apagarse lentamente, como una lámpara de aceite que va disminuyendo la llama lentamente, haciéndose cada vez más tenue su luz y haciéndose más grande la sombra que  avanza sobre ella. Como esa mujer maltratada que calla ante su opresor, por miedo, por costumbre, por no saber cómo hacer para elevar su voz. 

Así le pasa a mi Maracaibo querida, una ciudad callada, maltratada, oprimida, olvidada, que silenciosa llora sus penas y solo recibe una caricia de cuando en cuando de la brisa mañanera que su lago de seda le envía como beso temeroso para refrescar su alma quieta; su lago, amante silencioso que sufre de ver a la sultana de sus sueños oprimida, vejada, arrollada en su intimidad, violada por aquellos que la odian a pesar de haberle prometido amarla…el señor que le prometió cuidarla no lo hace, su contramaestre se ríe de ella y además deja y permite que otros también la agredan. 

Lejos quedaron sus bellas vestimentas que la adornaban, los tapices multicolores, las bellas mantas, solo le quedan las palmeras que aún le bailan al son del marullo que su amante le canta. Los buchones, las garzas blancas y los flamingos de cuando en cuando surcan el cielo para alegrarla, pero ella taciturna y lánguida no encuentra el esplendor que antes la adornada. 

Se queda callada, sin los buhoneros que locuras cantaban, se queda callada sin las bocinas que a las 12 del mediodía se alborotaban. Se queda callada, sin ganas, sin golpes de tambor, furrucos y maracas. Sin niños que la correteen en bicicleta y patines, que corran detrás de una pelota o del heladero de la cuadra, que vuelen un volantín y coman algodón de azúcar en la feria de su venerada.

Sus casas lucen tristes, sin brillo ni pinturas multicolores, muchas están abandonadas, comienza a ocuparlas el espanto. 

Su piel, maltratada y avejentada, sin farolas que la alumbren, ni calles recién asfaltadas, el acné de la miseria la asalta, le quita la tersura de su apariencia lozana, el polvo como caspa la cubre, la amenaza, los pocos árboles que quedan en pie imploran agua para refrescarla, animarla, quieren decirle que aún hay esperanza, que resista, que vendrán mejores tiempos donde será rescatada, aliviada, sanada de tanta desgracia.

Resiste bella Sultana del Lago, que no mueran tus ganas de ser liberada, tus hijos te necesitan, ellos también han sido vejados, olvidados, algunos ya tienen envilecida su alma, costara enderezarlos, que la urbanidad vuelva a arroparlos, quizás sean casos perdidos, pero la gran mayoría te implora que no mueras, que no desaparezcas porque te aman, no conciben la vida lejos de ti, porque con todas tus cosas y tus mañas, eres única, increíble, autentica, vivaz, eres la tierra del sol amada!

Y ahora mientras escribo sobre ti, mi ciudad callada, acaban de golpear de nuevo a tus hijos, los dejan sin argumentos económicos para seguir, los ahogan con tramoyas rebuscadas de reconversión, devaluación, medidas impositivas de magnitudes galácticas para una población ya empobrecida que se ha quedado sin argumentos materiales para soportar; anoche derramaron más angustia sobre tus hombros y pronto tu sufrirás las consecuencias, pues tus hijos ya no pueden más. 

Tu madre Venezuela pide auxilio, todos sus hijos son tragados, devorados por la bestia, que sigue sin reconocer su fracaso y nos arrastra a la desesperación.

Resiste Maracaibo mía, no te entregues y tan pronto puedas rompe el silencio, grita a los 4 vientos para que se lleven tanta maldad con una borrasca y pídele al Relámpago del Catatumbo la desintegre hasta convertirla en nada. 

Levántate y grita tu dolor, levántate y clama libertad, que tu Madre escuche tu grito liberador.

Mi Maracaibo

La luz bajo tu cielo es cálida,

la bruma del lago 

te matiza en la distancia

cuando me acerco a ti emocionada

ofreciendo tu imagen  como si soñara, 

eres mi oasis, mi refugio

eres mi  morada 

Cuando lejos de ti me encuentro

añoro todo lo que está 

bajo tu inmenso cielo

de escandalosos colores

que pintan el alma 

del que ha nacido en tu suelo.

En el corazón siempre llevo

tus aromas, el bullicio de tus calles

y la esencia maracucha

que es un sagrado sello

mezcla de alegría, 

viveza y bondad al extremo. 

Tu silueta sin el Puente 

no es ya imaginada,

derramando sentimientos y lágrimas

cada vez que lo recorro emocionada,

porque vuelvo  a ti mi ciudad amada.

Siento mi alma cual buchón alada,

surcar tu cielo exaltada,

dejando que mi piel sienta

la húmeda brisa de la mañana,

mojando  la mirada en el Lago 

que te adorna mi tierra del Sol Amada.

Lejos de ti no puedo, no quiero…

*****

28/08/18

EN LA ACUARELA DE MI VIDA

Colgada en el cielo aún sigue la luna, eso nadie lo podrá cambiar; podrá cambiar la forma de mi  mirada cuando la salga a buscar, alegre, triste,  desconsolada o quizás enamorada, podrá cambiar el latir de mi corazón al encontrarla, mi piel podrá sentirla con pasión o tristeza, con alegría o desesperanza, pero siempre allí  estará, como una enamorada en su cita diaria. Podrá ella estar más brillante u oculta a mi ojos, sin embargo sabré siempre que allí estará. Así como el sol cada mañana que llega para besarla y verla  marchar al otro lado del planeta donde otros la esperan. 

Hay cosas que nadie podrá cambiar en mi cotidianidad, el canto de los pájaros, las flores nuevas que abrirán, la mirada de mi mascota y su agitación cuando me ve llegar, los brazos que me cobijan, las canciones que me emocionan, las letras que me desbordan. No pueden cambiar mi familia, a pesar de que ahora nos separan kilómetros y mar, seguirá siendo mi familia estén donde necesiten estar;  los amigos que he ganado a lo largo de los años, mis tesoros de vida, nadie me los podrá quitar porque en mi corazón tienen su especial lugar. Así que, este terremoto que hoy me aturde la vida, que hoy cambia las cosas de su espacio habitual, que las rompe, que las arruga, no podrá quebrantar mi alma a pesar de su fuerza voraz. 

Ohhh cotidianidad mía, como cuesta mantenerte, disfrutarte, modelarte, llenarte de antojos y de deseos, de ganas y risas, de sorbos de café en mi terraza esperando el amanecer, o simplemente de poesía…;las sorpresas grises son las que vienen y van, asustándome cada día y cada vez más, quieren quitarme su colorido, empañar la alegría, incluso quitarme mi estructura, esa que me da la divina rutina. 

Dicen algunos que  la rutina es esa mala cosa que te mata lentamente, yo en cambio creo que  es la que me da estructura, soporte y la que me permite de cuando en cuando salirme de ella para aventurar, para crear, para proyectar sueños. Llamémosla como quieran, rutina, cotidianidad, práctica diaria, solo se extraña cuando un evento sorpresivo, generalmente negativo, nos saca de ella, de esa normalidad diaria: una muerte, una enfermedad, un despido, una ausencia dolorosa, un rompimiento. No acepto que sean unos delincuentes con poder los que pongan mi vida al revés, que quieran romper mis estructuras, mermar mis ingresos, alejarme de la alegría de compartir con mis hijos el día a día, dejarme sin amigos en las cercanías, los que no desean que respire tranquilamente, que camine sin miedo, que decida en mi libre albedrio. 

Quiero en mi acuarela diaria, que  el sol y la luna sigan colgados, que el cielo azul sea más intenso y la noche tenga más estrellas, que  mi gato ronronee mimoso y mi perro me siga a todas partes, que el amor me encuentre de nuevo si quiere; quiero flores de colores y mariposas revoloteando en ellas,  borrare los espacios envilecidos que nacen como mala hierba y dibujare con mis pasos nuevos senderos y caminos entre cascadas de risas y buena mesa, quiero conectar con mis amigos en la distancia y comunicarme por telepatía coronaria con mis hijos, agudizar mi intuición y enriquecer más mi espíritu. 

En mi acuarela seré montaña indestructible, seré agua sanadora, seré cimiento inamovible, seré brisa que refresca, piel que acaricia, seré flor y colibrí que la besa, el sol brillara sobre cada espacio de mi vida y la luna matizara mis sentimientos, seguirán colgados en el cielo dándome vida…la maldad queda desterrada de ella, no podrá penetrar la acuarela de mi vida.

Dónde estás Patria mía,
que cada mañana
me arrancan un pedazo de ti?

A dónde el viento de la desesperanza
me arrastra en cada atardecer
después de tantos intentos fallidos?

Dónde está la suave brisa
entre las palmeras que me alegraba
y me invitaba a danzar?

Qué te han hecho Patria mía
que te quieren borrar
hasta de mis recuerdos?

Dónde estás mi Venezuela,
que aun trato de encontrarte
entre resquicios y escombros,
entre los tumultos
y el desaliento derramado?

No me abandones tú
que yo no quiero dejarte…
no me lances al vacío del destierro
que no quiero olvidarte.

LAS CASAS SOLAS

Los muebles sobran
en la casa sola,
el silencio que la habita
se sienta en el sofá,
le pregunta acariciándolo
a quien extraña más.

Los objetos de la mesa
sin brillo observan,
la triste y callada escena
del taciturno huésped
que no se quiere marchar.

Lámparas y cuadros
cruzan miradas
ya no encuentran sentido
para estar donde están,
ni alumbran ni adornan
pues no hay nadie a quien agradar.

El polvo y el moho,
actores dramáticos
de trayectoria universal,
han sido invitados
a la puesta en escena
de la obra titulada
“Casas Solas de mi ciudad”.

En mi Venezuela las casas van quedando vacías con habitaciones que se cierran una a una, tras cada despedida, hasta que se queda sola, junto a otras de tu calle, de tu sector y se van sumando, la de al lado y la del otro, la del frente; se han marchado, se siguen marchado, huyen del país que no nos quiere. Es como hacer cola en una fila invisible para irse, te va llegando el turno cuando te vas quedando sin argumentos para seguir. Se van tus hijos, tus hermanos, tus sobrinos, tus amigos, tus vecinos…te vas quedando sola, esperando en silencio tu turno. Las maletas se hacen escasas, no alcanzan para tantos, de dos en dos se marchan sin regresar…

Las casas solas se van secando, se desconchan, las flores marchitas caen y las hojas verdes van escaseando. Todo se torna gris, polvoriento, sin niños que corran, sin bicicletas, ni volantines danzando.

Las casas solas se van apagando, tristes se quedan esperando….

LA BELLEZA SE HA MUDADO

Transita el dolor, transita…
y va demasiado calmo
avanza cabizbajo
paso a paso…
va por las calles
ocupando espacios,
está en el aire, expirado,
por los tristes andantes
que viven en el desanimo
del espanto diario.

Corre como agua, corre…
la maldad sin recato
invadiendo los espacios
vacíos de vida y encanto,
dejando el lodazal de la tristeza
tan resbaladizo y falso,
estrellándonos todos
algunos más tarde
y otros ya lo hicieron
más temprano.

Va desterrando, va…
nos va alejando,
a los que aun respiramos,
nos atiza con miedos
de miseria, hambruna y maltrato,
nos obliga a marcharnos
necesita nuestros espacios,
para brillar en la podredumbre
creada con perfidia,
el hedor de la tragedia
el paisaje se ha tragado.

Camina la tristeza
nos lleva de la mano,
se viste de ropas viejas
a veces con harapos,
la belleza se ha mudado,
solo queda el polvo
con desidia acumulado
que adorna las calles
como alfombra roja de pánico.

El dolor no se queda
también se va en el equipaje…

NOV 2018

EN LA CIUDAD, AUSENTE

Sí estoy en la ciudad, sí en esa ciudad que ahora está callada, que aun estando llena esta silenciosa. Estamos en ella en un estado de ausencia, en un desapego absoluto provocado, en estado de apatía inducida, de silencio mundano, en estado de abandono ella, en estado de ausencia nosotros, desconectados el uno del otro.

Transitamos las calles polvorientas como almas en fuga, llenas de miedo, azorados por la delincuencia derramada que impone la ley, donde los que se sienten poderosos cargan sus indecencias contra los más desvalidos; la ciudad donde los espacios de esparcimiento que aun valientemente mantienen su santa maría arriba son ocupados por poca gente que aún se atreve a salir y por los que salen porque tienen escoltas.

El encierro es casi obligado, como única defensa, para evitar exponerte, desconectarte socialmente para sobrevivir. Reducidos a reunirnos en casa de los amigos hasta horas tempranas porque luego debes regresar por calles oscuras, inseguras, llenas de huecos y alimañas humanas. Encierro, en las 4 paredes de tu casa, convertida en frágil jaula, donde voluntariamente nos quedamos, por ahora.

Extraño sin haberme ido a mi país, a mi vida sin haber muerto; extraño mi rutina, mis trabajos, extraño pasar horas calculando el valor de instalaciones industriales, de inmuebles, extraño salir en la madrugada y tomar la carretera, ver el amanecer en el puente para inspeccionar alguna obra, extraño los curarires en flor vistiendo de amarillo el camino y a las garzas blancas adornando los potreros verdes, escuchar a Maná a todo volumen, desayunar cachapas o arepas, encontrar sorpresas: tarantines de artesanía, casas coloniales llenas de pasado y mi cámara fotográfica dispuesta. Extraño organizar los paseos a la playa del Supí o al chalet en Los Andes. Extraño tanta actividad, esa que hacía que le faltaran horas a los días, días a las semanas, meses al año. Extraño la algarabía en la planta alta de la casa, extraño que dependieran de mí, sentirme lo máximo para ellos, lo más grande de sus vidas, la que todo lo podía, lo lograba, lo alcanzaba para y por ellos.

Extraño la familia que se ha ido, los amigos regados por el mundo, extraño a los que aun aquí siguen porque también están perdidos en medio de esta voracidad que nos consume. Extraño mi vida, mi cotidianidad, mis lugares, mis sabores, extraño todo…Extraño a Venezuela sin haberme ido. Y si bien es cierto que este tiempo debo tomármelo como una pausa ante una decisión tomada, es imposible no sentir, añorar, recordar. No puedo evitar sentirme suspendida en el tiempo, en el espacio, luchando con tantos sentimientos y situaciones a la vez: desprendimiento de lo conocido, incertidumbre ante el nuevo horizonte, desapego, destierro, vacío, perdida.

Hoy, amanecí con el corazón arrugado y el nudo en la garganta aguantado, pretendiendo ahogar el llanto.

ENERO 2019

HIPERINFLACION…una manera de vivir full adrenalina!

Aún no me ha tragado, tiene forma de torbellino, de una manga marina, de esas que se forman en el Lago y que destruye casi todo a su paso; de ir siempre cuesta arriba aguantando la roca que por gravedad quiere aplastarte; con pericia, maña, paciencia y cautela he logrado sortearla, engañarla… o engañarme? Aun no lo sé… pero se está llevando todo, como efecto dominó, va tumbando negocios, actividades económicas, profesiones, las va poniendo cesantes, las congela, las anula. A cada quien le va llegando su hora; ya en los supermercados no hay habladores, ni precios marcados, a veces ni lectores… no hay referencias, cambian de la mañana para la tarde, lo peor: no hay dinero que alcance, póliza de seguro que cubra, vivimos apagando fuegos, algo así de cómo vaya viniendo vamos viendo.

Me mantiene ocupada, pensativa, se traga mis neuronas, mis ganas, mi inspiración, mis deseos, los niños ya hablan de ella, la tienen en cuenta en sus cartas al Niño Jesús, a San Nicolás…, algunos ya se han “dado cuenta” tempranamente del dulce engaño… También se escuchan propuestas para la Nochebuena o la Nochevieja de hacer cotufas y ver maratón de alguna serie, seguro Netflix estará más animado, otros de irse a dormir para no extrañar las ausencias obligadas… algunos aun tratamos de tener la cena en familia, con varios puestos vacíos en la mesa, para dar ilusión a los niños y los mayores que se están perdiendo lo mejor de esos nietos que se han marchado. La Navidad llega silenciosa, sin algarabía este año, las calles están tranquilas, los centros comerciales vacíos, se observa algo de actividad en los supermercados.

La hiperinflación llegó y no tiene fecha para largarse, recibirá el año con nosotros, esta cómoda y bonachona, alimentada por los que se creen eruditos en materia económica y gobiernera, sostenida por la elite delincuencial que se enriquece con la tragedia. .

Es un mal añadido a nuestra tragedia o es resultado de ella? Inseguridad, insalubridad, escasez, ruina, pobreza, tristeza colectiva, depresión, desolación, vacío, hiperinflación.

Algo más por venir?

31 01 2019

Estamos a horas del fin de estos 20 años perdidos? siento miedo y esperanza al mismo tiempo.

SIN TITULO, NO ESTOY INSPIRADA
El coño e´tu madre sonaba
en el valle de Caracas,
y el viento se lo llevaba,
lo elevaba,
sobre el majestuoso Avila,
sobre la Gran Sabana,
sobre el llano y las montañas,
sobre el lago, la sierra, el Caribe,
sobre toda la patria,
y el eco emocionado de todas las regiones
lo atrapaba, lo juntaba y lo devolvía con rabia
con dolor, con hambre y desgracia,
aflojándolo en los oídos
del usurpador
donde quiera se encontrara.

Una tensa calma, un mar de incertidumbre, una sensación de perdida acelerada, un espanto en el alma, una espera de la libertad que no llega, una furia acumulada que silente cabalga entre las miradas…un no saber qué hacer, si huir o quedarnos, si es el momento adecuado…No encuentro las ganas, ni siquiera mi mejor cara, la sonrisa solo es una mueca forzada.

Tuve muchas ideas para resistir, para persistir, para no abandonar… ninguna sirvió.

ALZAR MI VUELO

No, no me encuentro,
ahora mismo estoy perdida,
sin brújula, sin espacio,
sin país, sin ánimos,
con los afectos lejos,
con los afanes estancados,
con los miedos hospedados,
con las ganas huidas
espantadas de tanto descalabro.

No, no me hallo,
hasta el espejo
de mí se ha olvidado,
las lágrimas han hecho estragos
el brillo de mis ojos se ha marchado,
mi sombra también lo está pensando.

Juntos, revueltos,
todos los fracasos,
los miedos, los intentos,
aderezados por la incertidumbre,
por estar aquí
en este país perdido
sin querer estarlo,
y no estar allá aun queriendo.

La nostalgia es el perfume,
la distancia de los abrazos
la pesadumbre…
demasiado pesan los días,
los sueños aplazados.

Necesito encontrar el rumbo
alzar mi vuelo
por encima de los miedos,
encontrar en el viaje
aun sin rumbo
los sueños escapados,
dejar atrás los imposibles
borrando distancias
y atrapando besos nuevos.

Enero 2019 …cuando aún estaba en Venezuela

01/07/2019

VESTIDA DE VERANO

Hice la maleta, para un viaje de ida y vuelta, con ropa de invierno.

Salí de mi casa sin despedirme, dejándola algo caótica consecuencia de los días acumulados sin electricidad; les dije a mis mascotas “ya vuelvo, pórtense bien”, sin embargo, dentro de mí no quería regresar a ese desastre continuado, a esa vida de desgaste impuesto, de imposibles cotidiano, de un cuesta arriba incesante; hice la maleta sabiendo que regresaría aún sin quererlo. Me tomaría este viaje como una pausa necesaria, una burbuja de oxígeno para respirar de nuevo, un oasis en medio del desierto para calmar mi sed de libertad así fuera momentánea, mi sed de normalidad, mis ansias de sentirme activa trabajando en mi sueño.

Cerré la puerta pensando en volver, no me despedí de mi jardín, ni de mis ventanales, mucho menos de amigos y vecinos…

Emprendimos el vuelo, sin saber si retornaríamos; tardamos una semana en recuperarnos de tanto sinsabor acumulado, de tanta indignación tragada, de tanto maltrato atrapado en la piel. Fue toda una odisea salir, días de incertidumbre repotenciada, porque además de mal vivir, el estrés producido por querer salir de aquel infierno y solo conseguir trabas fue abrumador…llegué a sentir miedo de quedar atrapada, lo que tanto había temido, parecía que ocurría. American Airlines, suspendió dos veces el vuelo y éramos 6 para abordar, entre cada suspensión transcurrían días llenos de esperanza y de duda al mismo tiempo, lo lograremos, viajaremos? la idea era salir del país por Maracaibo, la mejor opción para mi madre de 83 años, que no quería marcharse de Venezuela, de ese país que la recibió a los 17 años; al final fue imposible y con el temor de quedarnos sin opciones decidimos salir del país por Caracas, la temida y complicada ciudad de Caracas.

Lograr coordinar vuelo nacional, internacional, hotel, en un país donde no hay normalidad resultó agotador, en medio de un segundo apagón de 62 horas y un tercer apagón en curso al momento de salir… con internet intermitente, sin servicio eléctrico, por ende sin agua, con pocos alimentos porque en el primer apagón de 109 horas perdimos casi todo…los nervios me pudieron, el miedo se instaló en mi cuerpo, al punto de ya no importarme nada si no salir corriendo, volando, navegando, a campo traviesa por las trochas a Colombia, como fuera, no importaba.

El Lunes 25 de marzo cuadré los tres asuntos; toda esta espera entre lunes y sábado, con tan solo 24 horas de electricidad en el medio, con los hijos en España desesperados porque lográramos salir, esperándonos ansiosos. Los nervios a flor de piel, sin poder dormir con temperaturas de 34 grados, sin brisa, con humedad, con miedo.

Para calmarme, me imaginaba a más de 30 mil pies de altura, sobre el Atlántico, me veía en ese momento alejándome de tanta mierda para respirar de nuevo, sin saber si era para siempre, sin importarme lo que dejaba, solo mis mascotas.

El descuento se hizo eterno, martes, miércoles, jueves, los días pesaron como ancla de un buque tanquero, sintiendo que todo se quedaba tirado con tanto desastre acumulado entre febrero y marzo.

Cerré la maleta a las 6 de la mañana del sábado 30. Llegamos a Maiquetía y de allí al hotel, a escondernos literalmente, igual de feo, igual de desolado y maltratado el paisaje urbano, solo el Mar Caribe seguía allí, hermoso, inmenso, azul esmeralda, vigilado por las montañas del Litoral caraqueño, el resto parecido a Macondo.

Quería que amaneciera, que el sol despertara más temprano para salir cuanto antes al Aeropuerto, que en un abrir y cerrar de ojos ya estuviera abrochándome el cinturón del segundo vuelo, el más importante, el más difícil de lograr. Cuando llegamos al Simón Bolívar a las 9:30 am., quedamos asombrados, no había por donde caminar, jamás había visto el aeropuerto con tanto tumulto, parecía impenetrable aquella masa humana, me abrumé, sentí ganas de llorar, la palabra éxodo se incrusto en mi corazón, familias enteras, como nosotros…me fui abriendo paso, con maletas en mano, uno detrás de otro, mi mama callada caminando como podía, yo preguntando -Air France? Aquello no se entendía, la planta eléctrica del terminal solo para servicios mínimos, camine entre la multitud hasta que me encontré la barrera de la Guardia Nacional:

-Air France por favor?
-Póngase allá, en la cola debajo de la escalera

Y allí quedamos, con solo 20 personas por delante. El vuelo estaba pautado para las 5:25 pm…seria larga la espera más aun en esas condiciones: con calor, sin luz. Debido a la eventualidad el counter de Air France comenzó el check in a las 11:30 am. Como todo el proceso seria manual, estaban sin sistema, las cintas de las maletas no funcionan, los bording debería ser llenados a mano, el proceso por pasajero se extendía, las maletas sin pesar, los protocolos todos rotos. Finalmente, llego el ansiado momento en que el avión logro levantar vuelo con dos horas de retraso, yo no podía creerlo, mi mama seguía en silencio, preguntando si volveríamos, estaba triste por dejar Venezuela, esa tierra que tanto ama, yo solo le decía:

-ese país mamá, vive solo en tu corazón, dejó de existir…

Llegamos a Paris, tuvimos una escala de 8 horas, pero ya no importaba, estábamos en medio de la civilización, la barbarie había quedado atrás; a Barcelona a las 7 pm del día lunes…

Hoy salí a caminar por la orilla del Mediterráneo, sin poder creérmelo aun, el paisaje me atrapa, la brisa, el cielo azul, el velero en el horizonte coqueteando con las olas, la paloma color arena, solitaria como yo, me observa o quizás espera algo más de mí, pero mis manos aún están vacías, no así mi corazón que siente que de nuevo palpita. Han pasado 3 meses, decidí quedarme, quisiera regresar, buscar mis mascotas, dejar la casa sin recuerdos, despedirme de mis amigos, cerrar capitulo, pero el miedo me puede todavía; ahora respiro serenidad, mi corazón palpita emocionado, mi alma vestida de verano.

01/08/2019 Barcelona

ENTRE MARES

Dicen que en el mar la vida es más sabrosa y aquí estoy ahora, deliciosamente cerca, sintiendo la brisa, su perfume, viviendo cerca de las gaviotas, esas que a veces visitan la azotea del vecino para compartir alguna presa o para algún ritual que solo entienden ellas; con una suave y placentera caminata de 30 minutos, entre árboles y flores, caminando sin miedo, sin prisas llego a la orilla del Mediterráneo, a sus playas repletas. Yo nací cerca de un lago, un gran charco de agua dulce con una pequeña salida al Mar Caribe, conocida como la barra del lago de Maracaibo, dragada para que puedan pasar buques de gran calado, tanqueros especialmente; un lago con una de las mayores reservas de petróleo bajo su suelo siendo algunos de sus adornos las grandes plataformas petroleras, gabarras y oleoductos.

Por años mi vista se deleitaba con el marullo de mi lago amado, con el vuelo de los buchones y sus zambullidas, danzando entre las redes de los pescadores, tomando como botín lo que en ellas no cabía. Me maravillaba el equilibrio de aquellos hombres sobre sus frágiles piraguas, desplegando la red con cantos de esperanza. De niña llegue a bañarme en sus aguas, siendo típico salir con la planta de los pies con una que otra mancha de oro negro. Sus orillas están engalanadas de esbeltas palmeras, grandes cocoteros que se mecen al antojo del viento, a veces del noreste, a veces del sur, por ciénagas misteriosas visitadas por flamingos y garzas, manglares tupidos de verde profundo contrastando con el inmenso cielo azul y para más belleza, haciéndolo único, por las noches, si miras al sur, ves el relámpago del Catatumbo, nuestra otra maravilla, mientras más te acercas al Congo Mirador más intenso, más impresionante el espectáculo natural de luces.

Transitar el puente provocaba cantar una gaita zuliana, protestar a viva voz al ritmo de los furrucos y tambores; ver desprender el sol en las mañanas bañando con fucsias y naranjas tornasol sus aguas era mágico, era fascinante ver cómo iba vistiendo de colores mi lago de seda en el caliente y húmedo mes de agosto, donde su extrema quietud anunciaba que ese día, el catire colgado en el cielo manifestaría su sentimientos con más ganas… no en vano Maracaibo es «la tierra del sol amada”. Son éstas, pequeñas estampas de mi tierra, del lugar donde orgullosa y felizmente nací. Fue la tierra escogida por mis padres, la tierra destinada para mis andanzas.

En cuanto al mar, me atrae, me embelesa y al mismo tiempo, sin saber por qué me intimida, es como ese sentimiento de querer enamorarte de nuevo y temer sufrir. Un sueño recurrente, desde niña, me da pistas de que quizás, en otra vida de las que lleva mi alma acumulada, morí abrazada por las olas…, tragada por esa hermosa masa de azul profundo, quizás sea por eso, y es que aun sabiendo nadar, flotar, las fuerzas se me escapan si no siento el fondo, entro en pánico, el corazón se me acelera y comienzo hiperventilar… algo en mi lo abraza y lo rechaza, necesito mirarlo para sentirme viva, amarlo con distancia, sumergirme en él con reservas; una forma extraña de amarlo y hasta creo que si me volviera enamorar pondría en práctica esta manera, eso de amar con reservas sería más conveniente, y es que visto lo visto, las entregas incondicionales no me han funcionado…

Mi madre nació frente al Océano Atlántico, en tiempos de guerra y miseria, en aquella Galicia sufrida, de mujeres de luto, de montes hermosos, misteriosos; ella cantaba como los ángeles, bailaba y soñaba con tierras lejanas que la llamaban, que la seducían, allá en el continente nuevo, dónde todo era posible, a donde ya se había ido su hermana mayor. Ella subía al Monte Santa Tecla y allí contemplaba extasiada la inmensidad, se preguntaba si se atrevería como su hermana, miraba al Rio Miño y como éste se entregaba a la grandiosidad sin arrebato, placido y calmo, se planteaba poder emularlo, hacer la travesía sin tanto sobresalto, pero el océano, en el invierno con sus galernas, abría las contraventanas de su casa y como rocío llegaba hasta su cama y aquel rugir para nada la arrullaba; ella le temía, demasiado, más aun después de que su primo muriera ahogado; fue un reto enorme que nadie pensó pudiera alcanzar, a sus 17 años aventurarse en un barco durante 10 días hasta llegar a costas venezolanas, a ese país que esperaba a todos los que quisieran llegar con los brazos abiertos.

Mi padre nació frente al Mediterráneo, en Saida, Líbano, en el antiguo Sidón, de donde partían mercaderes a recorrer el mundo llevando sedas, especies y purpura; nació sin querer marcharse de allí, en cuna de oro; de joven con sus amigos caminaba por el paseo marítimo, el mar siempre presente en su ir y venir; el destino, los compromisos obligados, la inflexible crianza lo hicieron huir en búsqueda de la libertad; era un hombre inteligente, instruido, que hablaba varios idiomas, que sentía que el amor era algo más grande que una tradición o una costumbre. De pensamiento universal, tímido pero no temeroso, bondadoso, se desprendió de su estatus y en un acto de desobediencia rompió con su destino previamente trazado y se aventuró, llego a América y en un largo recorrido de dos años: Bolivia, Brasil y finalmente Venezuela, haciendo lo de sus antepasados, comprando y vendiendo todo tipo de mercancía, desde telas hasta oro.

Entre mares que se comunican, entre aguas dulces y saladas estaba mi destino, del Mediterráneo azul profundo al Atlántico enigmático e inmenso, de allí al Caribe verde azul, y finalmente a mi Lago, a mi Charco, por la barra, del Golfo de Venezuela al Lago de Maracaibo, todos conectados, todos uniendo sus aguas…haciendo mi destino.

Ahora en este tramo que tránsito, en el que voy acumulando meses, 4 cumplo en este día, esa masa de agua, azul, inquieta por estos días, adornada de gente con y sin bañador, por sombrillas multicolores, veleros, catamaranes, un paisaje idílico propio del verano húmedo y caliente de la ciudad de Barcelona, me acompaña y siento que volví al origen, a esa España distinta que dejo marchar a mi mamá, a ese Mediterráneo que vio crecer a mi papá y donde soñó muchas veces escapar. Vuelvo, sin la ventaja de la juventud de cuando ellos se marcharon, vuelvo un poco derrotada por la tierra donde nací, huyendo de ella y su desgracia, la que he tenido que abandonar dejándolo todo: casa, recuerdos, pertenencias, títulos, logros, algunos sueños atrapados entre las montañas andinas, campanas de viento que no sonaran, otros que quedaron colgados en las paredes, entre las palmas colas de pez y las tamaibas de mi casa…; mi casa, que ahora esta muda, paredes y cosas la ocupan, cosas que no encuentran sentido, mis mocasines amarillos se quedaron y cómo me han hecho falta, mis trajes de noche sin brillo, mis hermosos vestidos, mis tacones; mis utensilios de repostería, mis equipos de arquitectura; la cocina inmensa que tanto amo ya no huele a delicias, el silencio del vacío la ocupa, … y yo de noche cuando cierro los ojos, la recorro toda, la acaricio en la distancia, le pido perdón por el abandono, le digo que resista…,mi casa era mi refugio, mi oasis, ahora me siento un poco dispersa, tratando de encontrar mi lugar.

Volví a España con forma de mujer, de mujer madura, pero como ellos que se fueron sin nada material; volví con una maleta, como ellos se fueron, y también con sueños, pero además me traje mis proyectos, mis ganas, la experiencia y el conocimiento, preparada para echarle ganas. .. Volví de carne y hueso; cuando ellos se fueron apenas yo era un deseo, un anhelo sin nombre, una semilla sin germinar.

Entre mares que me atraen, mi vida, a veces placida, a veces turbulenta, con deseos de luna llena reflejada sobre el agua, con amaneceres sin bruma ni sobresaltos, solo con el horizonte claro.

15/09/2019

ENCONTRE MI KILOMETRO

Y huele a lavanda y liliums, estos últimos camuflados, solo delatados por su intensa fragancia para adornar mi andar. Tiene más verde que concreto, caminos de arena, áreas con madera, baldosas a juego. Caminar para sanar, para drenar, para purificar, para pensar, para sentirme bien conmigo misma, para deslastrarme de aquellos sobrantes, además de los kilos que insisten en estar conmigo, de aquellos pensamientos que me hunden en la tristeza, de las lágrimas aguantadas; me libera, me oxigena, le da alas a mis sueños. Por años camine en aquella plaza, y no caeré en hacer comparaciones odiosas, solo hablare de lo que extraño y de lo que he ganado.

Soy inmigrante, lo digo con un nudo en la garganta, mezcla de dolor, emoción, tristeza… no sé cuándo desaparecerá esta sensación, cada uno tiene su proceso, pero hay días que me pregunto qué estoy haciendo aquí, si estoy en el lugar correcto. Es diferente hacerlo a esta edad, y es algo que los jóvenes no entienden; ellos se marcharon, dejando atrás, amigos, la casa materna, la familia, se fueron y en su equipaje emocional llevaron nostalgia y el tesoro de la juventud; a mi edad, el equipaje es mucho más pesado, llevas la nostalgia, el apego, la sensación de pérdida, de fracaso, la sensación de abandono, te llevas tristezas, dejas títulos, triunfos, logros, bienes materiales, sociales, culturales…la maleta viene cargada de perdidas, muchas…

Cuando emigras te llenas de silencios, de abrazos aguantados, de risas contenidas y lo único que tiene libre albedrío son las lágrimas, que fluyen entre recuerdos, nostalgia y añoranzas, lágrimas de tristeza acumulada, de palabras aguantadas, de silencios abrumadores que escandalizan tu alma. Siempre sintiéndote fuera de contexto, o bien porque tu así te sientes o bien porque te lo hacen sentir. Buscas siempre una sonrisa que no encuentras, una mirada amable, un alguien interesado. Sientes una necesidad horrible de abrazar, de acariciar, pero tus manos están atadas por cuerdas invisibles del recato impuesto, del aquí no se hace así, del no lo hagas que no está bien visto… y te lo dicen otros que ya pasaron por eso, así que asumes que debe ser cierto.

16/11/2019

UN VENEZOLANO

Un venezolano
en cualquier lugar del mundo
es flor perfumada,
es corazón de selva verde y profunda,
es alma llanera
que sonrisas sin medida regala.

La tristeza de estos tiempos
se lleva a cuestas,
a veces pesa tanto que se derrama,
pero nuestra grandeza emocional
nos abraza con piedad y nos levanta.

Llevamos el mecer de las palmeras
en la mirada,
la brisa del lago, de los andes,
del oriente y del Avila,
sopla refrescando el mundo
con el canto de nuestras palabras.

Y el alma,
como buchón se nos hizo alas,
no sabíamos volar del cálido nido
de nuestra tierra amada
y los Tepuy,
fortalezas que custodian la gran sabana,
con su magia nos dieron el valor
e inspiración necesaria.

Nos llevamos los cimientos
grabados con fuego, tambores y danza,
para que el corazón palpite
al ritmo del galerón, gaitas,
golpes y contradanzas.

Y por si acaso,
una tuma con azabache
y peonías nos acompaña,
protección de nuestros ancestros,
por si nos echan una vaina.

01/04/2020

UN AÑO YA

Hoy hace un año que cerré la puerta de mi casa, pensando en que regresaba en mes y medio. La razón del viaje era trabajar en el proyecto de mis sueños, pero en ese momento parecía más una escapada para tomar respiro de un país en donde cada día se hacía más cuesta arriba vivir, así que cerré la puerta y dejé todo en pausa, sería un viaje para preparar la partida definitiva.

Me costaba dejar mi casa, mi Baalbek adorada, mi oasis. Lo único que me aferraba a mi país era mi casa, la familia y los amigos que aún quedaban. Ya dentro de mi había comenzado a mudar mis ansias, mis sueños, mis anhelos, mis proyectos. Mis hijos hacían vida bajo otros cielos y yo me preparaba también para ello practicando el desprendimiento, por convencimiento y el impuesto por la narco
tiranía, el desapego de lo material, aprendiendo a ser más selectiva, con las cosas y las batallas que debía librar, dejando de acumular y donando lo que ya no necesitaba.

Mientras habitaba en mi país perdido, mi espíritu ya se había mudado al lugar de las palabras, allí me refugié para abstraerme de aquella agreste realidad. Escribía para desahogar, para recordar, para soñar, para proyectar; escribía para que la soledad que me acompañaba fuera más un bálsamo que un escándalo. Y así, aun estando en mi casa amada, encontré un lugar para vivir en la escritura.

El proceso de emigrar no tiene luna de miel, ni es color de rosa; es fuerte, rudo, doloroso, se llega con la sensación de pérdida acumulada, dejando recuerdos, títulos, reconocimientos, logros alcanzados, archivados en la gaveta del olvido, hay que empezar de nuevo, casi que de cero materialmente, porque lo que no se queda archivado es la sabiduría ganada, los conocimientos aprendidos, los sentimientos vividos, tu calidad humana. En las palabras escritas, durante este año he lavado mis tristezas, matizándolas con ese sabor dulce amargo que te permite pasar el trago; encontré refugio en ellas, paz, abrazos aplazados…encontré mi oasis, mi refugio, mi lugar seguro.

Pero así como digo que ha sido fuerte emocionalmente, al cumplir un año de haber dado el paso, celebro que he avanzado, que me siento cómoda, trabajando en lo que amo, alcanzando metas; disfrutando del cambio de estaciones y todo lo que conlleva; viendo la oportunidad para nuevos amigos, nuevos aprendizajes, crecimiento.

Y sigo escribiendo, sobre lo que me emociona, me acontece, sobre lo que percibo en otros, sobre la naturaleza, sobre los sentimientos, desde mi nuevo balcón, mi nuevo lugar, mi hogar… porque mi hogar siempre estará donde este yo, porque ya no lo definen muros, paredes, ventanas; mi hogar es donde habita mi paz, mis pensamientos, mis sentimientos, mis conocimientos.

Y por último, si tengo que dar un consejo para los que están por dar el paso, les digo que para lograrlo, debemos saber observar, asimilar y adaptarnos, sin resistencias a los cambios, sin ataduras, sin pesadumbres; al final compensa más lo que ganas en calidad de vida que lo que extrañas.

Celebro este primer año, con alegría, a pesar del momento que la humanidad atraviesa con esta terrible pandemia que nos amenaza, que arrebata vidas, que nos obliga a vernos y a cambiar el orden de las cosas, a realmente ver lo que vale la pena y lo que no; que nos obliga a deslastrarnos de tanto ruido mental, de banalidades, de estupideces. Nos obliga a mirarnos a reorganizarnos, a sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Nos han detenido y tenemos que pensar por qué y para qué. Hace un año deje de vivir en un pais que se había detenido y retrocedía a pasos agigantados. Ahora sé, que vivo en un pais que se ha detenido para protegernos, y que sin duda, luego de ello, saldrá fortalecido.

En tiempos de coronavirus escribo un nuevo capitulo de mi vida, mi pais perdido solo lo encuentro en mis recuerdos que cada vez se hacen mas lejanos, mi casa cerrada aun me espera…

ESO QUE ES NUESTRO

Aprendo a caminar
llevada de tu mano
y acompasar el paso
bajo el paraguas.

Aprendo a tu lado
a confiar de nuevo,
a recibir del amor,
y a entregar las caricias
tanto tiempo guardadas.

A dormir abrazados,
a soñar despiertos,
a reírnos a saco de los dos,
y de esto que hacemos
llamado lo nuestro.

Aprendo de nuevo
que de la mano del amor
todo se hace mas ligero,
lo había olvidado,
pero contigo hoy
es todo un descubrimiento.

EL IMPALA AZUL

Mis manos van jugando con el viento mientras en la radio del impala azul de papá se reproduce el canto de alabanza a Alá en la voz de un hombre en otro idioma que no comprendo…

Es una mañana cálida de domingo y transitamos por la Av. Bella Vista rumbo al Café Bambi a buscar los cachitos para el desayuno; de camino nos queda la Book Shop para comprar la prensa, revistas y algunas chucherías. Mi cabello también juguetea con la brisa y mi madre histérica solo pensará como desenredarlo con unos cuantos jalones de protesta.

Papá esta rezando y yo hago silencio; cuando mencionan a Jesús y María, me indica el momento y sonríe, me gusta escuchar esa melodía que no tiene música y que desde pequeña me arrullA. El día de mi Primera Comunión, su corazón estaba feliz aún siendo musulman; me explico que hay varios caminos para llegar a Dios y que practicar la caridad, la humildad y el respeto te acercaban a Él.

En esta ocasión voy sola con él, feliz sin mis molestosos hermanos y sin la mirada vigilante de mi madre, solos los dos; a él le gusta escucharme cuando hablo y reírse con mis cosas; hablamos del colegio, las tareas y de qué quiero ser cuando sea grande.

A donde llega va sonriendo, todos lo quieren, abrazos van, abrazos vienen con sus amigos, que al igual que él, vienen de otras tierras; ellos leen la prensa y conversan, en medio de una densa nube de humo… es la moda, fumar a cualquier hora. Yo voy agarrada de su mano, escondiéndome detrás de él, soy tímida y cuando se dirigen a mi siento algo de vergüenza…

Habla en árabe, habla en castellano, saluda en italiano, lee en inglés, es políglota y me maravilla que sepa tanto.

De regreso, vuelvo a jugar con el viento y ahora se escucha The Beatles, Good Day Sunshine, a los dos nos gusta, cantamos y reímos. Cruzamos en la Av. Las Delicias, ya estamos cerca de casa, pero seguro dará otra vuelta hasta que termine la canción.

Te amo papá.

#historiasdeinmigrantes

QUIEN ERES?

Podrías ser un extraño,
de esos, que hacen daño,
que clavan una espina
y dejan el corazón desgarrado.

O podrías ser una de esas almas
que tiene que ver con la mía,
alguien lejano,
quizás de otra vida
que viene a acariciarla
en estos tiempos de sequías.

O ser caminante
sin rumbo ni parada fija,
como el viento que llega
y se marcha de prisa,
refresca, levanta,
creando algarabía,
como remolino agitaras,
te llevarás parte de mi vida,
me dejarás vivencias
y también, algunas alegrías.

Como saber quién eres
y darte permiso
para entrar en mi vida…

OJALÁ…

Lo pensó,
tan solo fue un deseo
puesto en el viento,
un ojalá tímido,
casi dicho con miedo,
no estaba segura
si quería que lo escuchara
la inmensidad del universo.

Y voló, se fue lejos…
ligero como una caricia,
húmedo como un beso,
impregnado de azahares,
y como veleta,
sin rumbo cierto…

No tenia destino,
tan solo fue un deseo
fugaz, breve
y a la vez intenso.

Y entonces,
se encontró con otro deseo,
otro ojalá puesto
en la brisa nocturnal
de otra alma sin sueño,
que hablaba con las estrellas
y aprendió a escuchar el silencio.

Y se encontraron
en aquel universo,
un árbol con sus ramas
atrapó ambos anhelos
y los convirtió en beso,
es lo que sucede
cuando pones tus deseos
en el viento.

Barcelona, 26 de agosto de 2020

Decir ojalá,
es poner los deseos en el viento.